El desplome de ventas de automóviles ha provocado en los últimos meses un proceso de concentración de concesionarios en Palma, mediante operaciones de compraventa y cambios de titularidad en las concesiones, según informan las empresas del sector.

Los grandes grupos de automoción están aprovechando la actual coyuntura para incrementar sus canales de venta, con el objetivo de maximizar su cifra de negocio y aprovechar las sinergias en términos de servicios administrativos, talleres y puntos de venta.

Este proceso es menos acusado en la Part Forana, donde la mayoría de empresas explotan únicamente una concesión e intentan aguantar la crisis realizando políticas de contención de costes, especialmente reduciendo personal. Estas prácticas están siendo generales en el conjunto del sector.

Concentración

Entre las operaciones de concentración realizadas en los últimos meses destaca la adquisición por parte del Grupo Roxa del concesionario BMW y Mini Rex Motors. Con esta adquisición, el Grupo Roxa diversifica producto y consolida su liderazgo en el sector de automoción. En estos momentos, el grupo empresarial de la familia Rosselló cuenta con las empresas Isleña de Motores (Opel), Blau Motors (Seat), Awauto (Wolkswagen y Audi), Cormotor (Opel) y Autos Mistalia (Skoda).

Otro de los cambios producidos en los últimos meses en la distribución de vehículos es el cambio en la concesión de Honda, que ha sido adquirida por Autos Vidal después de las dificultades financieras de Mallorca Class, empresa inmersa en un concurso de acreedores (antiguan suspensión de pagos).

Con esta incorporación, Autos Vidal copa la distribución de los vehículos Mercedes, Smart, Mitsubishi y Honda.

Cabe recordar, al mismo tiempo, que Autos Vidal adquirió recientemente la concesión Kia a Unión Renting Motor. Esta empresa ya había vendido Mediauto, concesionario Toyota, a un grupo de inversores de Alicante.

Después del Grupo Roxa y de Autos Vidal, se sitúa entre las principales empresas del sector el Grupo Proa, que cuenta con la mayoría de concesionarios Renault, Hyundai (Seridauto) y también una importante tienda de coches de segunda mano, Proa Ocasión.

Empresarios del sector no descartas que se produzcan nuevas operaciones de compraventa de empresas en el sector de la distribución de coches en Palma, en el actual contexto e crisis económica.

Desde el sector indican que las pequeñas empresas que trabajan con una única concesión tendrán muchas dificultades para subsistir, debido a la importante caída de ventas en el canal de particulares.

Los grandes grupos no se están extendiendo en la Part Forana debido a que estas operaciones de absorción les aportarían un volumen de ventas limitado, de ahí que la concentración de concesionarios se circunscriba en Palma.