1

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha asegurado, en relación con el movimiento de protesta del 15-M, que «la gente puede ser crítica y tiene derecho a pedir más», pero debe implicarse también en las fuerzas políticas que buscan una «sociedad cohesionada».

Antich ha considerado que a nivel mundial se necesita un «esfuerzo muy grande» para ir «más allá» de lo que dicen los mercados, por lo que es necesaria «más participación y más transparencia».

El candidato socialista a la presidencia del Govern ha recordado que «la indiferencia» a la hora de votar supone apoyar a los «posicionamientos neoliberales» y se ha mostrado partidario de «no cortar» la libertad de expresión.

Hasta trescientos «indignados» se reunieron anoche en la plaza de España de Palma, al igual que ha sucedido en otras ciudades españolas, como parte de la protesta del movimiento 15-M que reivindica cambios en el sistema democrático y «bipartidista».

Antich ha realizado estas declaraciones durante su visita a la playa de Palma, donde ha mantenido una reunión con más de una veintena de personas relacionadas con el mundo de la hostelería, el turismo y el comercio de la zona.