Jorge Moisés, durante una de sus comparecencias ante el juez por el 'caso Palma Arena'. | Michel's

6

El exgerente del Consorcio para la Construcción del Palma Arena, Jorge Moisés, ha pedido su libre absolución o bien cuatro meses y medio de cárcel sustituibles por una multa de 1.620 euros por malversación en su escrito de defensa de la pieza sobre un contrato menor supuestamente fraudulento.

Su abogado, Gaspar Oliver, ha presentado hoy este escrito correspondiente a la pieza 12 del caso Palma Arena, en la que se investiga un contrato menor de 12.000 euros pagado por el Govern a Moisés para realizar un informe sobre barreras arquitectónicas que nunca se hizo y cuya finalidad real era, según confesó el propio acusado, compensarle por su sobrecarga de trabajo en el velódromo.

La Fiscalía pide para Moisés 4 años y medio de cárcel por malversación, prevaricación y falsedad en el marco de esta pieza, en la que el imputado confesó que la ex secretaria general técnica de la Conselleria de Presidencia Jane King fue la que ideó esta forma de compensarle mediante su contratación por un estudio que nunca se llevó a cabo.

En el escrito de defensa, Oliver explica que Moisés, a raíz del la sustitución del arquitecto que dirigía la obra, se quejó a King de que realizaba jornadas laborales de hasta 16 horas diarias en el consorcio y ella decidió celebrar este contrato para compensarle ante la imposibilidad de aumentar su salario como gerente.

Noticias relacionadas

Indica, en una primera calificación de los hechos, que Moisés no sabía que esta conducta era ilegal, y por ello niega la existencia de malversación.

«Mi defendido no tenía conciencia de la ilicitud de su conducta, al haber sido propuesta y ejecutada por su superior en la Administración, la señora Jane King, por lo que confió en todo momento en que obraba con respeto a la legalidad», afirma el abogado, que pide por ello su absolución de todos los delitos que se le imputan.

Sin embargo, el abogado hace una calificación de los hechos alternativa para el caso de que no se acepten los argumentos mencionados, en la cual afirma que Moisés sabía que su conducta respecto al contrato no era legal.

En este sentido, el letrado recuerda que Moisés reconoció los hechos y reintegró al juzgado los 12.000 euros del contrato, dos factores que pide se tengan en cuenta como atenuantes, además de las dilaciones indebidas por la paralización de la instrucción de la pieza durante más de un año.

Teniendo en cuenta estas tres circunstancias atenuantes, el abogado pide para Moisés cuatro meses y medio de prisión por malversación de fondos públicos como cooperador necesario, pena que se sustituye por una multa de 9 meses a razón de 6 euros diarios.