Imagen del primer debate electoral que se ha celebrado esta mañana en el Hotel Son Vida, con la ausencia de José Ramón Bauzá. | Jaume Morey

9

La coalición PSM-IV-ExM ha propuesto hoy la firma de un «gran pacto fiscal» entre todos los partidos de las islas y el Estado con el fin de mejorar la financiación de la Comunidad balear, que tiene la «necesidad» de elaborar «una estrategia económica» independiente del Ejecutivo central.

El candidato de la coalición nacionalista a la presidencia del Parlament, Biel Barceló, ha afirmado que es necesario un propuesta «clara» del sistema actual de financiación que «tanto ha perjudicado» a Balears, que ha «dejado de ser líder en renta per cápita a estar por debajo de la media».

Barceló ha dicho que las asignaciones de recursos a educación, sanidad e innovación tecnológica en las islas están por debajo que en el resto de España; así, a educación se designa solo el 3,3 % del PIB, a diferencia del 5 % en el resto del país; mientras en España se asigna 1.320 euros por persona a sanidad, en Baleares son 1.184 euros.

En rueda de prensa en la Cámara de Comercio, los representantes de PSM-EV-ExM han propuesto elaborar un comité asesor, independiente del Govern, que esté conformado por expertos en diversos temas prioritarios para las islas que no han sido resueltos por los últimos gobiernos.

Pere Sampol

La persona responsable de poner en marcha este consejo sería el senador del Bloc per Mallorca, Pere Sampol, que estaba presente y se ha referido a esta propuesta como algo «inédito» en las islas, y cuya intención es promover «políticas de larga duración» que sean aplicadas independientemente de quien gobierne.

«El consejo no ha de sustituir a los órganos de representación de las instituciones ni a los agentes sociales», ha aclarado Sampol, quien ha agregado que espera que esta tarea «importante y apasionante» se ponga en marcha, y que «gobierne quien gobierne» sea capaz de aportar soluciones a los continuos problemas que sufren las islas en temas de desenvolvimiento económico y sostenibilidad, la modernización y reconversión de la oferta turística, la diversificación de las actividades económicas y otros.

«Tenemos un problema de insularidad y plurinsaluridad» que encarece la rutas entre las islas, ha dicho Barceló, al tiempo que ha propuesto «establecer la declaraciones de servicio público obligatorio de estas rutas y un sistema tarifario consecuente».

El líder del PSM ha considerado que el elevado el coste para moverse entre las islas perjudica no solo a los habitantes de Baleares sino también al turista, que debe pagar precios altísimos si quiere viajar fuera de la temporada estival.

La coalición nacionalista ecosocialista ha considerado que los representantes de las islas deben afrontar estas problemáticas y defender sus soluciones ante el Gobierno central.

«Si nos ponemos de acuerdo aquí en la cogestión aeroportuaria, en la financiación, en el reconocimiento de la insularidad, no tiene sentido que estas propuestas se voten en contra por los mismos representantes de Baleares», que velan por los intereses de los líderes de sus partidos en Madrid, ha dicho Barceló.

Ante el Estado, «tenemos que llevar hasta las últimas consecuencias» los acuerdos que logremos en las islas, lo que será una obligación de los integrantes del pacto, ha manifestado Barceló.