Matas en la puerta de su casa en diciembre de 2010. | Jaume Morey

16

El Banco de Valencia ha comunicado al ex president del Govern Jaume Matas que ha iniciado los trámites judiciales para proceder al embargo de su domicilio en Palma, una casa situada en la calle de San Felio. El propio Matas confirmó ayer la decisión de la entidad financiera, que aceptó el inmueble como garantía hipotecaría de la fianza de 3 millones de euros que le fijó el juez instructor del 'caso Palma Arena' para eludir su ingreso en prisión.

Por el momento, el Banco de Valencia no le ha detallado al ex president si podrá continuar haciendo uso de la casa o si le obligará al desalojo de sus pertenencias. Matas reside en la actualidad en un piso de Madrid, propiedad de Bartomeu Reus -ex conseller y ex presidente de Gesa-, que ocupa en régimen de alquiler, por el que abona 2.500 euros mensuales. Este piso, ubicado en la calle madrileña de Ramón de la Cruz, también ha sido investigado por si en realidad es propiedad del ex president del Govern balear.

Los intereses anuales de la fianza de los 3 millones de euros alcanzan los 120.000 euros, cantidad a la que no puede hacer frente Jaume Matas, que por decisión del juez -que le intervino el pasaporte y le impidió salir de España- tuvo que renunciar al trabajo en una consultora financiera con sede en los Estados Unidos, en concreto en la ciudad de Nueva York.

Otras propiedades

El ex president tiene otras propiedades en Mallorca -otro piso en Palma y un apartamento en la Colònia de Sant Jordi-, sobre las que, probablemente, también pesan hipotecas que avalan la importante caución que le fue impuesta por el juez a petición de la Fiscalía Anticorrupción.

El embargo de la casa de Matas de la calle de San Felio no altera, en principio, la situación procesal de Jaume Matas, toda vez que no afecta a la fianza, la cual fue depositada en metálico en la cuenta de Banesto habilitada para todas las causas judiciales. Por tanto, la ejecución del embargo no supondrá el ingreso en prisión del ex president del Govern.