17

Esta medianoche ha arrancado la campaña electoral y ya se puede pedir el voto. Empiezan, a partir de hoy, 15 días intensos en que los diferentes partidos políticos se las van a ingeniar para captar el voto del electorado. En Balears se presentan más candidaturas que nunca (20, para el Parlament, frente a las 11 de hace cuatro años) y, también, el electorado potencial será mayor. Desde las elecciones de 2007 se han incorporado 35.960 personas al censo.


Aunque las mayoría de encuestas da al PP mayoría absoluta (ayer se hizo pública la del CIS), lo cierto es que los partidos, por razones diversas, llaman a no dar nada por hecho. La campaña, y los resultados, se presentan así llenos de incertidumbres tras una legislatura poco habitual y marcada por la corrupción. UM, decisiva en todas las convocatorias, no se presenta como tal; el Bloc se ha dividido y se han incorporado formaciones nuevas.


Sólo el PSIB repite cartel


Lo que no cambia son las tradiciones, entre ellas el adelantar unas horas el inicio de la campaña, incluso con pegadas (de pega) de carteles para que los diarios de hoy recojan a los principales candidatos y candidatas. También son un 'clásico' las primeras declaraciones de los cabezas de lista, ayer marcadas por la encuesta del CIS. De hecho, José Ramón Bauzá, el candidato del PP a la presidencia, dijo que «es del genero tonto creer que todo está ganado». Bauzá plantea una «campaña por y para las personas».


Francesc Antich, que afronta su cuarta (y última) campaña como candidato a la presidencia del Govern, dijo, en el acto simbólico de la pegada de carteles (no se podían colgar oficialmente hasta la medianoche) que va «con la moral a tope». EL PSIB es la única formación que se presenta a estas lecciones que repite sus tres principales cabeceras de cartel: el propio Antich; Francina Armengol al Consell y Aina Calvo al Ajuntament de Palma.


Lo que era el Bloc se divide en tres formaciones. EU eligió Palma, la calle Blanquerna peatonizada, para su fiesta de arranque de campaña. La coalición formada por PSM, Iniciativaverds y Entesa se fueron a la Plaza París y Biel Barceló, cabeza de lista al Parlament, se presentó como «alternativa al bipartidismo». Dijo que PP y PSIB son «las dos caras de la misma moneda». Esquerra, el referente balear de ERC, avisó de que no apoyará a ningún Govern que no reivindique el concierto económico para Balears. Su candidato, Joan Lladó, señaló que «afrontamos la campaña con más fuerza que nunca multiplicando por diez el número de candidaturas locales respecto a 2003 y con la coherencia por bandera».


La Lliga de Jaume Font y Convergéncia per les Illes, la opción que encabeza Josep Melià, son dos de las formaciones nuevas que se presentan a las elecciones. Font fue realista y afirmó que su objetivo «no es dar la vuelta a las encuestas» sino ir creciendo poco a poco, entrar en las instituciones y aportar una manera diferente de hacer política. Convergència desplegó sus pancartas en la céntrica sede de la Plaça Major de Palma. El objetivo de Melià: que su partido sea la tercera fuerza más votada.
Arranca la campaña y ahora se inician 15 días intensos.