Aina Calvo, durante la presentación de la candidatura del PSIB a Cort. | Pere Bota

3

La alcaldesa de Palma y candidata del PSIB a la reelección, Aina Calvo, ha anunciado que congelará el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y todas las tasas e impuestos municipales hasta que no haya indicadores «claros» de reactivación económica, por lo que ha manifestado que su intención es mantener esta congelación de la presión fiscal «hasta donde sea posible».

En una rueda de prensa en la que ha presentado su programa electoral, Calvo ha reconocido que la revisión catastral es una «deuda que tiene la ciudad y que, por tanto, deberá producirse en cualquier momento», si bien ha dicho que, por el momento y mientras continúe la crisis, no tiene la voluntad de incrementar el IBI, tal como, según ha recordado, no ha hecho desde el 2008.

No obstante, ha reconocido que no será posible mantener congelados todos los impuestos municipales en los próximos cuatro años, teniendo en cuenta que la actual congelación de la presión fiscal ha supuesto 105 millones de euros menos para las arcas del Ayuntamiento. Así, ha señalado que si la reactivación económica comienza «cuanto antes será un buen indicador», si bien ha precisado que la subida de las tasas municipales «no será lo primero que hagamos si gobernamos Palma».

Escuelas abiertas en vacaciones

En este sentido, ha admitido que se hace difícil plantear propuestas electorales con los recursos actuales del Consistorio, si bien ha destacado que el programa del PSIB es «mesurado siendo conscientes de la limitación que tenemos», lo que, según ha subrayado, provoca que algunas prestaciones de servicios dependan más de la «capacidad de ser imaginativos que de tener grandes presupuestos».

Entre sus propuestas, Calvo ha prometido que si vuelve a gobernar en la capital balear cada barrio contará con escuelas abiertas por la tarde y también durante el periodo de vacaciones para que los padres puedan conciliar la vida familiar y laboral y puedan ir a trabajar, teniendo en cuenta que una gran parte de la población de las islas se dedica a la industria turística. Así, ha recordado que, actualmente, sólo una decena de barrios contaba con las denominadas 'Escuelas de Verano', algo que pretende extender a todas las zonas de Palma.

Bulevar en el paseo Marítimo

Otro de los compromisos de la líder socialista en Palma es la reconversión del Paseo Marítimo en un Bulevard desde el Portitxol hasta Porto Pí, dado que, a su juicio, «no tiene ningún sentido que los ciudadanos tengan que atravesar una autopista para acudir a la playa urbana de Can Pere Antoni».

«Supondrá un cambio extraordinario en la movilidad de Palma, que va unido tanto con la existencia de la Vía Conectora para descongestionar el tráfico, como con la renovación de la flota de la EMT y la ampliación de frecuencias», ha destacado Calvo, quien ha precisado que su intención no es «prohibir el tráfico, sino reducirlo para generar un mayor espacio para el peatón».

Respecto al carril bici, ha señalado que aún no se han definido los nuevos kilómetros que se construirán y que se unirán a los 50 kilómetros construidos durante esta legislatura, si bien el objetivo es llegar a los barrios que reivindican esta infraestructura, como Son Ferriol y Sa Indioteria.