0

El juez instructor del «caso Palma Arena», José Castro, ha pospuesto al 5 de mayo la declaración en calidad de imputados a los hermanos Luis y Jaime García-Ruiz, arquitectos del pabellón Palma Arena, dentro de una nueva pieza abierta en este caso, la número 26, por un supuesto delito fiscal.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el juez ha postergado la declaración, prevista para el día 26, a petición de su abogado, José Zaforteza.

En esta nueva pieza se investiga un delito fiscal respecto a las facturaciones de la empresa de los hermanos arquitectos, GR1, derivadas de las obras del velódromo palmesano.

En el año 2009 y tras tomarles declaración, el juez Castro fijó para los García-Ruiz una fianza civil de 1,2 millones para responder a supuestas responsabilidades civiles derivadas de este caso.

Sin embargo, esta fianza ha sido anulada este año por la Audiencia de Palma al entender que la pista de la instalación no se cobró dos veces, como sostenían el juez y las acusaciones.

Los arquitectos García-Ruiz asumieron el proyecto del Palma Arena tras la destitución del primer arquitecto, el alemán Ralph Schürmann.

Entre otras cosas, el juez Castro investiga en este extenso caso de corrupción el sobrecoste en la construcción del velódromo, presupuestado en 48 millones de euros y que al final costó al Govern balear alrededor 110 millones de euros.