6

El Govern, a través de la Conselleria de Medi Ambient i Mobilitat, ha entregado a la comisión mixta de transporte del Ministerio de Fomento un estudio que demuestra los vaivenes tan exagerados que hay en los precios del transporte aéreo desde Mallorca, Menorca y Eivissa a la Península en los vuelos de último momento, «que ponen de manifiesto el efecto perjudicial del hecho insular, por lo que se tiene que actuar desde la Administración central, con la fórmula que se arbitre y elija, para evitar estos sobreprecios de último momento, la mayor parte motivados por cuestiones de urgencia», afirmaba ayer el conseller de Medi Ambient y Mobilitat, Gabriel Vicens.
La directora general de Transport Aéri i Maritim, Joana María Amengual, que fue la que participó en la última reunión de la comisión mixta en Madrid, puntualiza que «por vez primera vi un talante receptivo por parte de la Administración central, pero todavía estamos esperando una respuesta a nuestras peticiones. No es lógico que los ciudadanos de las Islas y de aquellos que quieran venir a Balears en el último momento tengan que pagar tarifas abusivas. Se tiene que arbitrar un sistema para evitarlo, como existe en la Unión Europea, cuyas directrices contemplan los territorios periféricos e insulares».


Rutas de servicio público


El conseller afirma que «más fácil no se lo hemos podido poner a Madrid. Nos han comentado que lo estudiarán, pero hay que actuar ya».


Amengual añade que la próxima semana darán a conocer este informe a la Mesa de Transporte Aéreo de Balears. «El objetivo es paliar el hecho insular y lo que ello implica en materia de transporte aéreo. La fórmula ideal es la Obligación de Servicio Público, pero esto lo tiene que dilucidar el Ministerio de Fomento. Los archipiélagos no tenemos que estar sujetos a las estrategias comerciales de las aerolíneas, sino que debe primar el interés general».


Tanto Amengual como Vicens coinciden en señalar en que se debería declarar una Obligación de Servicio Público (OSP) en los meses en las que las aerolíneas ponen en marcha su programación de invierno, de noviembre a finales de marzo, «porque interesa defender las conexiones aéreas y frecuencias a precios razonables en los vuelos desde Balears a la Península. En los meses invernales, Menorca y Eivissa son las islas que más padecen la falta de conexiones con la Península y es más que necesario que Madrid sea sensible a este hecho. En Mallorca, por la fuerte competencia existente, el libre mercado funciona a la perfección, pero también es entendible esta propuesta para Mallorca para garantizar frecuencias mínimas y regulación de precios».


En el gráfico adjunto se aprecia la evolución de precios en las tres islas, en el cual se aprecia el encarecimiento de los trayectos a medida que más nos acercamos a la fecha de salida, que es lo que critica el Govern.