María Luisa Gracía, directora general de Movilitat, probando una de las bicicletas. | T. Ayuga

25

El servicio público de bicicletas Bicipalma, que se ha puesto en funcionamiento este lunes y estará en pruebas durante seis meses, ya cuenta con un total de 4.509 inscritos para las 5.000 plazas previstas.

Para usar el sistema es necesario inscribirse en el servicio en la web www.bicipalma.es o de forma presencial en la oficina del Servicio de Atención al Cliente de la calle de Sant Joan de la Salle.

Una vez se superen los 5.000 inscritos, el resto de personas interesadas formarán parte de una lista de espera que se tendrá en cuenta a la hora de futuras ampliaciones de usuarios o cuando haya una baja.

El objetivo del Bicipalma es poner a disposición de los ciudadanos un servicio público de transporte en bicicleta para los desplazamientos cortos dentro de la ciudad que, a su vez, complemente el resto de sistemas de transporte municipal.

Hasta finales de este año Bicipalma funcionará en pruebas y durante este periodo no tendrá cuota. Además, las primeras dos horas serán gratuitas y, si se excede este tiempo, el gestor del servicio podrá bloquear la utilización del servicio como medida cautelar. No obstante, se recomienda que la utilización de la bicicleta sea inferior a 30 minutos para garantizar el buen funcionamiento del sistema.

El servicio estará operativo los 365 días del año. De lunes a jueves, los domingos y los festivos estará disponible entre las 7.00 y las 22.00 horas, a partir de esta hora solo se podrán devolver las bicicletas. Los viernes y sábados funcionará entre las 7.00 y las 12.00 horas.

470 ANCLAJES EN 28 ESTACIONES

En total habrá 28 estaciones, que se ubicarán en 15 barrios diferentes: Foners, Pere Garau, Marqués de Fontsanta, Archiduque, Buenos Aires, Es Fortí, Campo de'n Serralta, Santa Catalina, Jaume III, Borne, Plaza de los Patines, Cort, Sant Nicolau, Sindicato y Mercado.

El sistema cuenta en esta primera fase con 336 bicicletas, que lucirán los mismos colores de la Empresa Municipal de Transportes de Palma (EMT), es decir, azul, blanco y verde. Bicipalma dispone de 470 anclajes, que son los aparcamientos de las bicicletas. Hay más anclajes que bicicletas para permitir más desplazamientos e incrementar las opciones a la hora de estacionar la bicicleta.

Cada estación dispone de un punto de interacción con el usuario (PIU), sistema que mediante pantallas y un software informático permitirá a los ciudadanos coger o dejar la bicicleta.

Estos muestran donde hay bicicletas disponibles, anclajes vacíos, si una estación está llena para ofrecer las estaciones vacías más cercanas, permiten introducir información relativa al estado de las bicicletas o detectar el mal funcionamiento o deterioro de cualquier elemento relativo de la bicicleta que condicione su funcionamiento, entre otros.

Para inscribirse en el servicio tan solo es necesario disponer de la tarjeta ciudadana, tener más de 16 años y aceptar las condiciones de uso.