Antoni Diégez, en una imagen de archivo. | Joan Torres

13

El PSIB ha afirmado hoy que el PP tiene mañana, martes, la oportunidad de «mirar al futuro o de mirar al pasado» en relación a los casos de corrupción que afectaron a los populares en la pasada legislatura si apoya la Ley del Buen Gobierno que defenderán los socialistas en el Parlament.

Mañana se celebra el último pleno de la legislatura antes de las elecciones autonómicas del 22-M y se votarán varias iniciativas como el proyecto de Ley de la Buena Administración y del Buen Gobierno, cuyo objetivo es favorecer la transparencia y conseguir una mejor gestión del sector público.

El portavoz del PSIB-PSOE en la Cámara legislativa, Antoni Diéguez, ha aseverado en rueda de prensa que el PP puede «cerrar definitivamente» y dejar atrás su «manera de gobernar» de años pasados, en alusión a los asuntos que investiga la Justicia y que afectan a la etapa del gobierno de las islas presidido por Jaume Matas.

Los socialistas «no desfallecerán», ha manifestado Diéguez, para lograr el voto favorable de los diputados del PP y de UM para que la Ley del Buen Gobierno vea la luz. Lo populares defenderán unas treinta enmiendas parciales y los «uemitas», tres.

Noticias relacionadas

En la rueda de prensa también ha estado presente la diputada y secretaria de Organización del PSIB-PSOE, Rosamería Alberdi, que ha explicado que el sentido de esta ley es que haya más transparencia y eficacia en la administración.

Para ello y entre otras propuestas se reconoce el esmero con que los funcionarios trabajan, pero no mediante retribuciones económicas como propuso inicialmente el Ejecutivo autonómico.

Alberdi ha aludido a una serie de puntos de la ley que el PP no apoya, caso de buena parte del artículo 43 relativo a «principios éticos y reglas de conducta» de los empleados públicos.

El Grupo popular también se opone, ha añadido la diputada, a la posibilidad de que el Parlament examine la idoneidad de las personas propuestas para desempeñar cargos públicos, caso de un conseller o del máximo responsable de una empresa pública.

La número dos del PSIB-PSOE se ha preguntado por qué la oposición no quiere introducir estas mejoras y ha manifestado que el PP debe decidir si «acepta el reto» de sumarse a la gestión «eficaz y transparente» del actual gobierno autonómico presidido por Francesc Antich.

La Cámara legislativa también debatirá y votará mañana la futura Ley de Igualdad, que según Diéguez se aprobará aunque con variaciones en su texto a propuesta de PP y UM.

La iniciativa legislativa que finalmente no se podrá aprobar en esta legislatura es la Ley de la Función Pública por el «bloqueo» que ha ejercido sobre la misma el PP y debido a la actitud contraria y «caprichosa» del diputado popular José María Rodríguez.

El portavoz socialista ha realizado un positivo balance del trabajo de los socialistas en el Parlament durante esta legislatura, y ha subrayado el espíritu de diálogo y la transparencia.

En total, en estos cuatro años se habrán aprobado por unanimidad unas 250 proposiciones no de ley y cerca de 25 leyes, se ha mostrado satisfecho Diéguez.