Eugenio Hidalgo, en una imagen de archivo. | PERE BOTA

8

Eugenio Hidalgo, que cumple condena en la cárcel de Palma por haber realizado negociones prohibidas en operaciones urbanísticas, admitió ayer ante la jueza del 'caso Andratx' que se dio a sí mismo licencias urbanísticas cuando desempeñaba el cargo de alcalde.
Hidalgo, defendido por el abogado Gaspar Oliver, dijo que ocultó a sus compañeros de junta de gobierno que era partícipe de dos sociedades -Sandborg Sl y Soltoft SL- y que no se abstuvo en las votaciones «porque no tenía que ausentarme», precisó.
El ex alcalde mencionó en la declaración ante la juez como socios suyos en Sandborg Balear SL al ex director general d'Ordenació del Territori en el Govern de Jaume Matas, y al ex celador de Andratx Jaume Gibert, y a Gibert y el arquitecto Miguel Arenas en Soltoft.
Sociedades
Sin embargo, en ambas sociedades solo aparece como administrador único desde 2005 Daniel Arenas Oé, según consta en la página web de información de empresas.
Según el fiscal Hidalgo y Gibert emplearon Sandborg Balear «con el fin de disfrazar su intervención en la adquisición de terrenos en la calle Almudaina del Puerto de Andratx». Obtuvieron 601.020 euros por la venta de esos inmuebles. Ambos recibieron otros 200.340 euros en concepto de dación en pago de deuda, según el Ministerio Público.
Hidalgo ya está cumpliendo condena por dos piezas de este caso de presunta corrupción en las que está condenado a 6 años de cárcel por cohecho e infidelidad en la custodia de documentos (2 años) y por prevaricación y delito contra la ordenación del territorio (4 años).