Los adoquines de la plaza Miquel Dolç requería constantes trabajos de mantenimiento. | Nuria Rincón

6

El Ajuntament de Palma está sustituyendo durante este fin de semana los adoquines de los alrededores de la plaza Miquel Dolç (antiguo Teniente Coronel Franco) por capa asfáltica de rodadura. Las obras no tienen ningún coste para el Consistorio palmesano, ya que aún se encuentran en periodo de garantía, por lo que las está ejecutando la promotora adjudicataria de las mismas. Desde el departamento d'Infraestructures informaron ayer que las obras estarán terminadas esta misma noche, cuando se espera que se pueda reanudar la circulación del tráfico rodado.

Los adoquines estaban dando muchos problemas y se tenían que estar realizando trabajos de mantenimiento constantemente. Desde el departamento d'Infraestructures argumentaronn que han actuado con celeridad para no perder la garantía y evitar que el Consistorio tenga que pagar constantemente tareas de mantenimiento. «Los adoquines se retiran, y se sustituyen por capa asfáltica de rodadura, porque no han dado el resultado esperado», destacaron esas mismas fuentes. Las obras de la plaza Miquel Dolç contaron con una inversión de 1,7 millones de euros, financiados por el Plan E; ahora sólo se cambia la calzada. Como se recordará, la asociación de vecinos de Orson Welles denunció al equipo de gobierno de Aina Calvo por «corrupción, prevaricación y provocar grave extorsión a miles de ciudadanos diariamente por llevar a cabo el proyecto de la plaza Miquel Dolç a sabiendas de que estaba mal hecho».

Pleno

Además, el grupo municipal del PP presentó una propuesta al pleno del Ajuntament de Palma instando al equipo de gobierno a solucionar definitivamente los problemas que estaban causando los adoquines antes de que terminase el periodo de garantía. Esta propuesta, que fue defendida por la regidora popular Marina Sans, fue aprobada por unanimidad.