Roberto Borge, el president Francesc Antich y el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo.

19

El gobernador electo del estado mexicano de Quintana Roo, Roberto Borge, anunció ayer en el Consolat de la Mar, tras la entrevista que mantuvo con el president Francesc Antich en el Consolat de la Mar, que durante 2011 se prevé un nuevo «boom» inversor hoteleros y residencial en la Riviera Maya.

«Tenemos confirmados nuevos proyectos de Sol Meliá, Iberostar, RIU, Paladium (Matutes), Bahía Príncipe (grupo Piñero), Sirenis, Barceló, Valentín Hoteles, así como de NH Hoteles y H-10 a lo largo de la Riviera Maya. A esto hay que sumar inversiones residenciales, como la de Majoris. Esto demuestra el nivel de actividad en materia turística y el poder de captación de los principales inversores extranjeros en Quintana Roo, como son los hoteleros de Balears. En 2010 pasamos de 75.000 a 81.000 camas y seguiremos creciendo».

Demanda

Ricardo Borge, que estuvo acompañado en la reunión con Antich por el presidente de grupo Globalia, Juan José Hidalgo, destacó, asimismo, el auge de las inversiones en el sector residencial-turístico, así como en todo lo concerniente al incremento de los condohoteles y la oferta hotelera de «vacation club».

Hidalgo, al respecto, señaló que con el grupo balear Majoris, «tenemos previsto aumentar nuestra presencia en Cancún, tras tener practicamente vendida la primera torre residencial. Es un sector que está creciendo y en el que queremos seguir estar presentes a corto y medio plazo».

Hidalgo, dentro de su apuesta por México, señaló que a partir del 1 de junio comenzarán los vuelos entre Madrid y la capital mexicana con cinco frecuencias semanales.