Previous Next
63

La manifestación de los trabajadores de Son Espases contra el pago del párking y el inicio del funcionamiento de las barreras para acceder al recinto hospitalario provocaron ayer un monumental atasco de hasta ocho kilómetros en la hora punta de cambio de turno, desde las 7.30 hasta las 9.30 horas en que las barreras fueron levantadas y se decidió no cobrar el aparcamiento.
Las retenciones se extendieron desde la rotonda de Son Espases hasta la vía de cintura y llegó hasta la autopista del aeropuerto. Igualmente quedaron colapsados los accesos a la vía rápida. El Camí des Rei también vivió momentos de importantes atascos.
Unos 300 trabajadores se concentraron a las 7.30 horas de la mañana, y otros 300 a las 14.30 horas, contra el pago del párking del hospital por parte de los 4.500 empleados del complejo hospitalario y de los ciudadanos que tendrán que pagar unos 9 euros al día (1,40 euros por hora) por estacionar su vehículo en el aparcamiento de Son Espases.
Desperfectos
La dirección del hospital emitió ayer un comunicado lamentando «los desperfectos producidos en los dispositivos de control y seguridad de entrada al párking» y las molestias «que han sufrido los usuarios de las redes viales próximas a Son Espases». Palabras ratificadas por el director general de Son Espases, Luis Carretero, quien indicó que el atasco de la mañana provocó el retraso de intervenciones quirúrgicas y de consultas externas y la retención de ambulancias, hasta cuatro minutos, con el consiguiente perjuicio a los pacientes.
Los dirigentes sindicales sostienen que lo único que hicieron ayer los trabajadores fue mostrar su malestar e indignación y que no causaron ningún desperfecto.
Isidro Torres, presidente del Sindicato Médico, afirmó que «lamenta» que se haya podido haber producido algún desperfecto, del que afirmó no tener constancia alguna y puntualizó que lo único que hacen los trabajadores es ejercer su legitimo derecho a la protesta.
Por su parte Miguel Àngel Romero, en representación de la FSP-UGT, recordó que han presentado un recurso contencioso administrativo contra la imposición de tarifas en el párking.
El Sindicato de Enfermería emitió ayer un comunicado indicando que la retención de vehículos «no se debió a la concentración de los trabajadores» sino al sistema de barreras y acusó al IB-Salut «de intento de manipulación» con su comunicado sobre los desperfectos. Para hoy se han convocado otras dos concentraciones y el párking será de pago.