Los médicos se concentraron ayer, otra vez, en el área de urgencias.

10

Los médicos de Son Espases decidieron ayer dar un voto de confianza a la directiva del hospital y suspendieron, durante dos semanas, las protestas que llevaban a cabo cada día para exigir que se subsanen las deficiencias detectadas en el nuevo complejo hospitalario.

Ayer por la mañana llevaron a cabo la última concentración recordando que el hospital tiene problemas estructurales que se tienen que solucionar, cuanto antes mejor, para evitar que surjan más deficiencias y, al mismo tiempo, más protestas. En concreto piden que se solucionen los problemas de goteras y humedades en la zona de Urgencias, UCI y que se mejore la megafonía para llamar a los pacientes.

Comisión

El director general de Son Espases, Luis Carretero, se ha comprometido con los directivos del Sindicato Médico a estudiar las quejas de los facultativos y solucionar los problemas a corto plazo, para ello se ha creado una comisión que se reunirá semanalmente.

A pesar de ello los profesionales siguen denunciando las deficiencias detectadas en el hospital.

Mientras que el sindicato UGT reclamó ayer, a través de un comunicado, a la dirección del hospital que instale una mampara en los mostradores de recepción del servicio de urgencias para aislar a los trabajadores que atienden a los pacientes y evitar así que resulten contagiados «con agentes biológicos» y que puedan ser agredidos.