El director general de Planificació Estratègica, Llorenç Pou, y la consellera Joana Barceló. | S. Amengual

16

Balears ha concluido el mes de noviembre con la cifra de paro más alta de su historia, 92.049 personas registradas como paradas en las oficinas de empleo de las Islas, 2.097 (2,3%) más que hace un año.


En relación al mes de octubre nuestra Comunitat Autònoma ha liderado la subida del paro con un aumento de 7.288 desempleados (8,6%) y, al mismo tiempo, también ha liderado la bajada de afiliación a la Seguridad Social, con 51.488 afiliaciones menos que en octubre, lo que ha hecho que las Islas concentren el 96% de bajas a la Seguridad Social del conjunto del país.


A pesar de que las cifras son muy duras. La consellera de Turisme i Treball, Joana Barceló, afirmó ayer que los datos de noviembre muestran una tendencia hacia «la estabilización», ya que el incremento del desempleo se ha ido reduciendo mes a mes, por lo que en el Govern esperan que a principios de 2011 los datos ya sean «positivos».


Valoraciones


Mientras que el president Antich señaló ayer que el incremento intermensual de paro en noviembre se debe a que Balears es una Comunidad «muy estacional», por lo que hay determinados meses en los que se incrementa el desempleo, «tal y como sucede cada año», puntualizó.


Las críticas no se han hecho esperar. El PP denunció ayer, a través de un comunicado, la «incapacidad» del Govern para estimular la economía mientras Balears registra el récord de parados de toda su historia.


El PP destaca, entre otras cosas, «el hecho de que un total de 21.647 contratos laborales únicamente 2.345 hayan sido fijos» y la pérdida de una de media de 51.488 afiliaciones a la Seguridad Social respecto a octubre y de casi 9.300 respecto al mismo mes del año anterior.


Por su parte el sindicato UGT exigió ayer al Govern que amplíe el presupuesto de la renta mínima de inserción «para evitar la generación de bolsas de pobreza extrema» y calculó que «20.000 parados de Balears se quedarán sin ningún tipo de prestación en 2011».


«Es inadmisible que al archipiélago corresponda el 96,35% de la destrucción de ocupación de toda España, ya que la afiliación media a la Seguridad Social a nivel estatal en noviembre ha caído en 53.440 personas, de las cuales 51.488 están registradas en Balears», explicó el secretario de Acción Sindical de la UGT, Manuel Pelarda.


CCOO Balears lamentó ayer que el Gobierno central apueste «una vez más por la desprotección de las personas» y la «inestabilidad» en la ocupación, reforzando el seguimiento de «inseguridad del conjunto de la clase trabajadora y ejerciendo un presión hacia nuevas degradaciones de su situación laboral y social».


Las asociaciones de autónomos también mostraron ayer su malestar por las cifras del paro de noviembre. Apta-Autòmos de Balears indicó que «la crisis se sigue cebando con los autónomos y en noviembre han dejado su actividad 6.723 profesionales».