0

Unió Mallorquina ha considerado que se debería consensuar entre todos los partidos políticos e instituciones un nuevo Plan de Reconversión Integral (PRI) de la Playa de Palma, dada la falta de acuerdo actual, y aprobarlo a finales de este año o principios de 2011, mientras que no le ha dado «excesiva importancia» al hecho de que el PRI, aprobado inicialmente, pueda ser derogado.

Así ha respondido el presidente de UM, Josep Melià, a la pregunta de los periodistas en el Parlament en referencia a la posibilidad de que el Govern paralice el PRI, quien, además, ha remarcado que su «prioridad» es que el Ejecutivo autonómico busque una solución para levantar la suspensión de licencias que impide actualmente a los hoteleros de la zona llevar a cabo obras de modernización en sus establecimientos.

Del mismo modo, Melià ha aseverado que para su formación la reforma de la Playa de Palma es una «cuestión de Estado» y que, por esa razón, ha apuntado, se debe seguir la «hoja de ruta» que los partidos políticos y las instituciones firmaron hace dos meses en el Consolat, con el fin de consensuar un nuevo plan que permita llevar a cabo la reconversión de la zona.