11

La defensa del ex presidente del Govern y principal imputado dentro del caso Palma Arena, Jaume Matas, estudia acudir en amparo al Tribunal Constitucional para denunciar una vulneración de sus derechos fundamentales en relación a una «injerencia» en el secreto de las comunicaciones y del derecho de defensa, después de que la Audiencia Provincial haya rechazado anular las escuchas telefónicas intervenidas al encausado en el marco de la causa, algunas de ellas mantenidas con su defensa.

En declaraciones, el letrado de Matas, Rafael Perera, ha señalado que en estos momentos está analizando el auto que el pasado viernes emitió el tribunal de la sección de refuerzo de la Audiencia, que desestimaba el recurso de apelación en el que el abogado alegaba indefensión ante el desconocimiento que tenía de la existencia de estas grabaciones, que reflejan conversaciones con Matas, su mujer Maite Areal y su cuñado Fernando Areal, también imputados en la causa.

De este modo, el abogado, quien junto a Manuel Ollé ejerce la asistencia legal del ex presidente, no descarta poner estos hechos en conocimiento del Tribunal Constitucional, en tanto que contra el auto del tribunal presidido por el magistrado Juan Pedro Yllanes ya no cabe recurso alguno.

La defensa alega una «injerencia» al secreto de las comunicaciones y una infracción constitucional en relación con el derecho de defensa debido a la intervención de conversaciones entre los encausados y sus letrados de cara a la preparación de las estrategias de defensa. Tanto es así que el abogado reclamaba, tal y como recuerda el auto de la Audiencia, la nulidad de estas actuaciones y de sus resultados así como de todas las diligencias de investigación practicadas desde que se acordaron los pinchazos.

INTERVENIR LAS ESCUCHAS «NO ESTA ABSOLUTAMENTE VEDADO»

Sin embargo, el tribunal rebate las consideraciones de la defensa aludiendo a la «cabal convicción» de que intervenir las líneas telefónicas de un abogado en ejercicio «no está absolutamente vedado», amparándose en este caso en una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Asimismo, la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, subraya que «nadie» las ha intervenido para indagar en el contenido de las conversaciones con sus clientes.

Es más, el auto hace hincapié en que sólo en determinados pasajes se alude de forma esporádica a la marcha del procedimiento o se invoca la posibilidad de contactar con personas vinculadas a la investigación, pero «en ninguna de las comunicaciones mantenidas por uno de los letrados personados se detalla la estrategia de defensa hasta el punto de interferir en el derecho de defensa que la Constitución garantiza a todo ciudadano».

La Audiencia también rechazó hace varios meses otro recurso de apelación interpuesto por Matas contra el auto que mantenía la fianza penal de tres millones de euros que le impuso el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, por lo que continúa pesando sobre el encausado esta medida preventiva ante su elevado riesgo de fuga y de alteración de pruebas.

Cabe recordar que sobre el ex ministro de Medio Ambiente bajo la presidencia de José María Aznar pesan un presunto delito continuado de falsedad en documento oficial, uno de prevaricación administrativa, uno de fraude a la administración, siete de malversación de caudales públicos, otro de blanqueo de capitales y un último electoral.