0

El Parlament balear ha aprobado hoy por asentimiento una declaración en la que se pide al Gobierno, la Unión Europea (UE) y las Naciones Unidas que emprendan medidas efectivas dirigidas a la protección de los derechos humanos en el Sahara Occidental.

La Cámara legislativa reitera la necesidad de lograr una salida al conflicto que sea «justa, pacífica y respetuosa» con la legalidad internacional y con el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

La iniciativa de todos los partidos políticos ha sido aplaudida por los diputados y ha sido seguida en el Parlament por un grupo de saharauis que residen en Mallorca.

En la exposición de motivos se condena el «brutal ataque» de ayer del ejército y la policía marroquíes contra el campamento y la población saharaui en El Aaiunm, incluso contra niños.

El «ataque» tiene lugar después de que hace unas semanas más de 20.000 saharauis levantaran un campamento de «haimas» con el propósito de denunciar sus «insostenibles» condiciones de vida.

La Cámara legislativa lamenta la «nula voluntad» del Gobierno marroquí de llegar a una solución negociada respecto a este conflicto y critica que, «una vez más, la comunidad internacional haya reaccionado con incomprensible complacencia hacia las violaciones de los derechos de los saharauis».