1

La aceituna de Mallorca tendrá su propia denominación de origen, un reconocimiento a la calidad del producto autóctono que pretende relanzar el consumo directo de la oliva, hasta ahora utilizada mayoritariamente para la elaboración de aceite. La medida pretende además garantizar la perduración de los olivos de la Serra de Tramuntana, en pleno proceso de declaración de Patrimonio de la Humanidad.

Así lo anunció ayer el conseller de Presidència, Albert Moragues, durante el acto de presentación del nuevo Tafoner Major, Nemesio Suárez, encargado de representar durante el próximo año a la Denominació d'Origen Oli de Mallorca.

Moragues explicó que la puesta en marcha de la Denominació d'Origen Oliva de Mallorca «es la consecuencia del éxito y la consolidación de la Denominació d'Origen Oli de Mallorca, un producto que ahora está más que introducido».

La idea es la de dar una salida a los olivares de la Serra cuyos frutos tienen una cosecha especialmente complicada debido a la orografía propia de la zona que impide la entrada de maquinaria. Moragues explicó que «la aceituna de la Serra muchas veces es rechazada para hacer aceite y la Denominació d'Origen Oliva de Mallorca permitirá relanzar la aceituna de la Serra, no para hacer aceite, sino para comer, revalorizando al mismo tiempo la Serra de Tramuntana como elemento central». El conseller Albert Moragues anunció que ultima un acuerdo con la Universitat de les Illes Balears para iniciar la tramitación la próxima semana.