Previous Next
1

La depreciación de la libra frente al euro (30% en los dos últimos años) y las consecuencias negativas de las medidas económicas que adoptará el Gobierno británico en 2011 son los dos principales problemas que en estos momentos están afectando a la industria turística en el Reino Unido, de ahí las medidas que han asumido touroperadores y hoteleros para incentivar las ventas de reservas para la temporada de verano 2011.

Balears, en este sentido, con la rebaja de precios hoteleros y descuentos por venta anticipada, que llegan hasta el 15%, está logrando recuperar cuota de mercado, como así constataron en la World Travel Market ayer el presidente de la patronal de agencias británicas ABTA, John McEwan; el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, y los representantes de TUI-UK y la patronal de agencias de viajes privadas AITO.

La consellera de Turisme, Joana Barceló, tras los contactos mantenidos ayer en el stand de Balears, puntualizó que «la sensación, a priori, es positiva, pero sorprende gratamente oir, por vez primera, que los touroperadores tienen muy claro que el turismo británico crecerá el próximo año en Balears. El alza de la capacidad aérea para este invierno y para el verano están surtiendo efecto, de ahí que las previsiones apuntan a que el turismo británico crezca en Balears en 2011 entre un 2 y 3%, tras las caídas generales de los últimos años».

El secretario general de Turismo, Joan Mesquida, en la tradicional conferencia de prensa en el stand de Turespaña, dejó claro ayer que estas dificultades económicas en el Reino Unido, pese a la ligera reactivación en el segundo trimestre, «hará que la oferta hotelera del todo incluido crezca de forma ostensible, en torno a un 10%».

Los hoteleros de Balears constataban ayer esta evolución al alza: «Es una petición de los touroperadores. El próximo verano habrá en Mallorca un incremento considerable de la oferta hotelera del todo incluido mixta. Muchos hoteles para aumentar ocupaciones comercializarán en el mismo establecimiento la media pensión, la pensión completa y el todo incluido. Es un fenómeno imparable en Mallorca y de resto de islas para el mercado británico y alemán», señalaban ayer en el stand balear.