Ciudadanos en la oficina del SOIB de Palma. | PERE BOTA

5

La portavoz del Govern y consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, ha considerado que los datos que refleja la Encuesta de Población Activa (EPA), según los cuales el paro se ha reducido hasta las 104.500 personas, son «aún muy duros y elevados», si bien ha remarcado en los «signos positivos» que presenta la comunidad balear respecto a otras autonomías, como, por ejemplo, el crecimiento de la población activa.

Barceló y el director general de Planificación Estratégica, Llorenç Pou, han destacado en rueda de prensa que la tasa de actividad de las islas, del 68,13 por ciento, es en el tercer trimestre la mayor de todas las Comunidades Autónomas y más de ocho puntos porcentuales por encima de la media nacional, en el caso de ambos sexos.

Asimismo, Pou ha detallado que la ocupación en Baleares ha sido de 506.000 personas, lo que representa un crecimiento intertrimestral de 21.400 individuos, el mayor aumento de un tercer trimestre desde el año 2002. Según el director general, esto significa que «a pesar de las dificultades» se está «confirmando» el cambio de tendencia económica.

Por otra parte, ha incidido en el giro de ciclo económico del sector servicios, que presenta una generación neta de ocupación de 7.500 personas (1,8% de aumento) y lidera el proceso de recuperación de la economía de las islas. Por su parte, la construcción representa el 85 por ciento de la caída interanual de la ocupación.

Pou ha hecho hincapié en la tasa de ocupación de la comunidad, del 56,46 por ciento, y que se mantiene con unos valores de ocho puntos porcentuales por encima de la media nacional, tanto en el caso de los hombres como de las mujeres, y que muestra el «mayor dinamismo de Baleares en comparación con el resto de Comunidades».

El director general ha considerado «habitual» que se reduzca el paro en el tercer trimestre, aunque ha destacado que se trata de una disminución «sustancial» ya que es la segunda más grande de la EPA en términos absolutos y la tercera en términos porcentuales. Según estos datos, una de cada cuatro personas que han dejado de estar en paro del país, son de Baleares.

El Govern también ha remarcado que cerca del 25 por ciento del incremento interanual del paro responde al aumento de la población activa y no a la destrucción de ocupación. En este sentido, ha indicado que la tasa de paro de la comunidad es del 17,12 por ciento, por debajo de la media española.

Descenso en Balears

El paro disminuyó en 16.100 personas en Balears en el tercer trimestre del año en relación con el trimestre anterior, lo que supone un descenso del 13,37 por ciento, con lo que el número total de desempleados se redujo a 104.500 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hoy públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, la tasa de paro se situó bajó un 2,82 por ciento, hasta el 17,12 por ciento, inferior a la media nacional, que se situó en el 19,79 por ciento.

Según los datos de la Estadística, en los últimos doce meses el paro ha subido en las islas en 14.600 desempleados, un 16,17 por ciento más que en el mismo trimestre de 2009.

Datos nacionales

A nivel nacional, el número de parados bajó en 70.800 personas en el tercer trimestre del año, un 1,52% respecto al trimestre anterior, con lo que la tasa de desempleo descendió más de tres décimas, hasta el 19,79%. En total, 4.574.700 personas estaban sin empleo al finalizar septiembre, lo que supone 451.400 parados más que un año atrás.

La tasa de paro del 19,79% alcanzada al cierre del tercer trimestre es tres décimas inferior a la del trimestre anterior (20,09%) y contrasta con la tasa del 17,93% existente un año atrás. El desempleo no descendía en un trimestre desde el tercer trimestre de 2009, cuando bajó en 14.200 personas.

Junto al descenso del paro, en el tercer trimestre del año se crearon 69.900 puestos de trabajo (+0,38%), situándose el número de ocupados en 18.546.800 personas. Los hombres absorbieron cerca de dos tercios de los nuevos empleos creados en el trimestre, con 42.200 nuevos ocupados (+0,41%), mientras que entre las mujeres se crearon 27.700 puestos de trabajo (+0,34%).

En el último año, el número de parados se ha incrementado en 451.400 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 10,95%, mientras que los empleos destruidos en este periodo suman 323.400 (-1,7%).