Imagen de un grupo de yates de alquiler en Mallorca. | Gabriel Alomar

1

El Parlament insta al Govern balear y al Ejecutivo central a que eximan del Impuesto de Matriculación a las embarcaciones destinadas al chárter náutico (alquiler) de 15 metros de eslora, con bandera de otros países de la UE y que operen en aguas jurisdiccionales españolas, al considerar que ya han pagado los correspondientes tributos en sus países de origen, según recoge la proposición no de ley presentada por UM.

Como se recordará, el sector náutico balear viene denunciando hace años que estas grandes embarcaciones están obligadas a pagar el impuesto de matriculación, equivalente al 12 por ciento del valor del barco, por el hecho de navegar en aguas españolas, circunstancia que no se produce en ningún otro país de la cuenca del Mediterráneo y que resta competitividad a las empresas de Balears y del conjunto español.

Pérdidas

De hecho, las empresas del sector náutico han afirmado, directamente, que no existe chárter de grandes embarcaciones en las Islas debido a esta obligación fiscal, una situación que provoca un desvío de este tipo de tráficos a países como Francia, Italia, Grecia o Turquía.

La Proposición no de Ley presentada por UM insta al mismo tiempo al Govern a reducir la presión fiscal sobre la náutica deportiva en el archipiélago.