0

El presidente del Partido Popular de Baleares, José Ramón Bauzá, ha viajado este jueves a Eivissa, donde ha comunicado al alcalde de Sant Antoni de Portmany, José Sala, que no le permite ser candidato del partido a la Presidencia del Consejo de Ibiza en las próximas elecciones de mayo.

El dirigente 'popular' se ha reafirmado en su postura de vetar a los imputados en las listas electorales y ha asegurado que se trata de una decisión «exclusivamente» suya, que persigue el bien de la «sociedad», piedra angular sobre la que «gira» toda la «ideología» del partido, según Bauzá.

El también alcalde de Marratxí ha resaltado que el PP está por encima de los «personalismos» y ha aprovechado para desear suerte al primer edil de Sant Antoni en el desenlace de su imputación judicial en el 'caso ses Variades', referente a la recalificación de este terreno a rústico en la pasada legislatura.

Bauzá ha destacado en una rueda de prensa en el municipio de Sant Joan de Labritja que su determinación obedece a un proyecto de partido que no va contra nadie, y ha dicho que confía en poder trabajar con aquellos que se han mostrado disconformes con su medida por el bien de los ciudadanos.

«Cuando tomo una decisión de este tipo soy consciente de que se puede cometer alguna injusticia, pero lo importante es que sepamos anteponer los intereses generales y sociales, y escuchar lo que nos dice la gente de la calle, por encima de los intereses del partido», ha aseverado.