Bauzá y Font juntos en el Consell de Mallorca. | P.P.

15

El presidente regional del Partido Popular, José Ramón Bauzá, ya le ha comunicado al actual portavoz de los conservadores en el Consell, Jaume Font, que no figurará en las próximas listas electorales si se mantiene su condición de imputado en el 'caso Plan Territorial' -paralizado desde el pasado mes de abril-. Este es el criterio que piensa mantener Bauzá de cara a los comicios municipales y autonómicos del próximo año y que podría afectar a las aspiraciones de otros políticos conservadores, como Joan Flaquer, Pedro Alvarez o Fernando Rubio, entre otros.

La decisión de Bauzá -que ayer volvió a reiterar en Palma a su regreso de Santiago de Compostela- está causando un hondo malestar en determinados sectores del partido, toda vez que consideran que el veto indiscriminado a los imputados -con independencia de que se les hayan aplicado o no medidas cautelares por un juez- significa dejar en la cuneta candidatos con mucho gancho electoral, como sería el caso de Jaume Font o del alcalde del municipio ibicenco de Sant Antoni, Josep Sala.

Desde el entorno de Bauzá se ha confirmado el encuentro con Font para abordar su presencia en las listas electorales de 2011, aunque se precisó que todavía no se ha cerrado la cuestión ya que todavía hay un margen de dos o tres meses, «plazo en el que puede levantarse su imputación». Las mismas fuentes quisieron precisar que la estrategia de Bauzá contaba con el apoyo explícito de la cúpula estatal del Partido Popular.

De momento Bauzá sólo ha hablado directamente con Font, que ha convocado para hoy a los medios de comunicación, ya que otros imputados como Flaquer, Rubio o Alvarez no han recibido ninguna comunicación en un sentido u otro desde la dirección regional del partido.

Lo cierto es que Bauzá quiere en noviembre o a lo más tardar en diciembre dejar cerradas las primeras plazas de las candidaturas más importantes de las elecciones de 2011: Palma, Consell y Parlament.

Noticias relacionadas

Otras formaciones con imputados en sus filas no han vetado su presencia electoral.