El matrimonio Hore junto a su abogado, Andrés Jiménez de Parga. | T. Ayuga

2

El abogado del matrimonio británico formado por Martha y Christian Hore, para quienes la Fiscalía pide 95 años de cárcel por quince delitos fiscales, ha calificado en su escrito de defensa de «abolutamente temerarias» las penas reclamadas por Anticorrupción, y ha reclamado su libre absolución.

En el escrito, remitido a Efe, el letrado Andrés Jiménez de Parga considera excesivas las solicitudes de condena contra sus defendidos por quince supuestos delitos fiscales, dentro de la pieza A del «caso Relámpago», una causa abierta en 2007 sobre una supuesta trama de blanqueo y defraudación a Hacienda en la que participó el bufete de abogados Feliu de Palma.

El abogado niega la comisión de cualquier delito por parte del matrimonio y recuerda que no se debería fijar fecha de juicio hasta que la Audiencia de Palma resuelva el recurso que pide el sobreseimiento de la causa, cuya vista se celebrará el 11 de febrero de 2011 en la sección primera.

En el escrito de acusación, el fiscal imputa al abogado Alejandro Feliu -para quien pide 57 años y medio de cárcel-, a la ciudadana británica y colombiana Martha Mónica Hore -para quien reclama otros 57 años y medio- y a su marido Christian Hore -37 años y medio- la defraudación de 32 millones en quince cuotas tributarias correspondientes a cinco años, lo que constituyen quince delitos contra Hacienda.

El fiscal indica que el matrimonio Hore y el abogado Feliu «se concertaron para defraudar a la Hacienda Pública de modo que los bienes y riqueza que en España Martha Mónica Hore iba a obtener, adquirir y disfrutar como propietaria eludieran el correcto pago de los diversos impuestos».

La adquisición de estos bienes, en este caso fincas, la hicieron, señala, mediante «sociedades en paraísos fiscales -'off shore'-, diversos números de identificación fiscal -NIF- para una misma persona, cuentas corrientes puente que eviten identificar correctamente al titular de los fondos, etcétera», mecanismos proporcionados por el letrado a sus clientes.

En el escrito de defensa, el abogado del matrimonio denuncia en varias ocasiones la actuación del Ministerio Fiscal en la instrucción del caso, como en la ocasión en que pidió la detención de Martha Hore y posteriormente medidas cautelares penales contra ella, algo que le causó una «enorme tensión psicológica».

Asimismo, critica que el escrito de acusación del fiscal fue «ampliamente difundido» en los medios de comunicación, así como la publicación en un periódico de varias noticias sobre el caso, entre ellas un supuesto acuerdo entre el fiscal y el letrado que supuso un quebrantamiento «grave» del secreto en las conversaciones entre acusaciones y defensas.

«Aquí no nos encontramos ante la llamada, y jurídicamente reprochable, 'pena del banquillo', sino ante un verdadero anticipo de la condena que estaría por llegar, ya que la visión de los hechos ofrecida por el Ministerio Fiscal en su escrito era unidireccional ya que ni tan siquiera se dignó, como exige la Ley, a citar las pruebas que beneficiaban la posición de esta parte (la defensa)», indica en el escrito.

Ante este «acoso mediático desplegado», la defensa recuerda que está tramitando en la Audiencia Nacional un procedimiento por anormal funcionamiento de la Justicia en el que los Hore reclaman 160 millones del Estado en concepto de daños y perjuicios.

Respecto a la defensa de sus clientes por los delitos fiscales, el abogado niega que la mujer tenga, tal y como afirma la Fiscalía, su residencia fiscal en España, y acredita la residencia británica con documentos de la agencia tributaria inglesa (HRMC).

En caso de no tener su residencia fiscal en España, el fiscal plantea una calificación alternativa de los hechos y rebaja las penas a 42 años para Alejandro Feliu y Christian Hore y a 27 años y medio para Martha Mónica Hore.

Según Jiménez de Parga, esta hipótesis «adolece de importantes vicios jurídicos» y es «exótica», por lo que no se puede aplicar.