Jaume Matas ha bajado a la calle a saludar a los periodistas que le esperaban. | S. Amengual

32

Jaume Matas, ex presidente del Govern y del PP balear, ha regresado a Mallorca de vacaciones. Matas, que dejó la Presidencia del Govern en 2007 y que se encuentra en libertad bajo fianza por el 'caso Palma Arena', está desde ayer en su apartamento de la Colònia de Sant Jordi.

Matas posó amablemente para los medios gráficos que se encontraban haciendo guardia en la puerta de su casa. La esposa e hijos del ex president ya llevan varios días en la Isla, mientras que Matas se encontraba en Madrid, donde vive desde que el juez Castro le impuso una fianza de 3,5 millones y le retiró el pasaporte para regresar a Estados Unidos.

El ex jefe del gabinete autonómico abandonó la Isla cuando dejó el poder en 2007. Primero vivió en Washington y después se desplazó hasta Nueva York tras ser contratado por una empresa la consultora Pricewaterhouse.

Matas declaró ante el juez Castro durante varios días el pasado mes de marzo. Tras su declaración, se le impuso una fianza millonaria. En la Colònia de Sant Jordi veranean, entre otros, Maria Antònia Munar, Rosa Estaràs y José María Barreda.