33

La Policía Local de Palma tiene orden de no detener a los vendedores ilegales, ya que según la ordenanza municipal se trata como una infracción por ejercer una actividad sin licencia en la vía pública y no como un delito por venta de falsificaciones, según explicó la directora general de Seguretat Ciutadana, Pepa Peláez. En este sentido, aseguró que a una misma persona se le pueden levantar varias actas por vender en la vía pública en la licencia y, sin embargo, no poder detenerlo. Peláez destacó que en lo que va de año ya han abierto más de 1.200 actas de decomiso.
El regidor del PP Àlvaro Gijón cuestionó estas afirmaciones y criticó la dejadez del equipo de gobierno de Aina Calvo en materia de seguridad ciudadana. Así, argumentó que cuando la Policía Local abre tres actas a una misma persona se debe poner en conocimiento del juez y este determinará si se trata de una falta grave o de un delito. Esto último sí implicaría su detención.


Voluntad política
Gijón aseguró que para acabar con la venta ambulante ilegal «tiene que haber voluntad política». Sin embargo, consideró que «todo lo que tenga que ver con seguridad ciudadana al equipo de gobierno no le gusta».
Como ya adelantó Ultima Hora los comerciantes y restauradores se movilizarán si a principios de septiembre el Ajuntament de Palma y Delegación del Gobierno no han actuado contra la venta ilegal. Además, los empresarios no descartan un cierre patronal para luchar contra este problema.
Desde el equipo de gobierno de Aina Calvo aseguraron que «es un tema que les preocupa y les ocupa». Además, dijeron que están «al lado de los comerciantes» y si las medidas que han puesto en marcha no son suficientes «se les volverá a escuchar». Sin embargo, el presidente de Afedeco, Bartolomé Servera, manifestó que «no queremos que nos escuchen, sino que se solucione este tema». Además, añadió que la patrulla específica que trabaja en el centro para el cambio de turno de mediodía no ha resuelto el problema, ya que sigue estando lleno de vendedores ambulantes ilegales.