La asamblea Caixa Rural de Balears se celebró ayer. | S. Amengual

0

La asamblea general extraordinaria de Caixa Rural de Balears aprobó ayer noche por unanimidad el proceso de fusión con Cajamar, al votar afirmativamente el 99,37% de los 1.015 socios representados.
Del total de votos, únicamente se contabilizaron siete abstenciones, ninguno en contra y 1.008 a favor del proceso de fusión, circunstancia que fue valorada de forma muy positiva por el presidente de Caixa Rural de Balears, Gabriel Roca, y el propio director general de la entidad, Antoni Parellada, una vez finalizada la asamblea.
«Estamos muy satisfechos del resultado y el apoyo moral que hemos recibido en todo el proceso negociador. Estábamos convencidos de que se iba a votar a favor, pero el ruido que se había montado en los días previos, con una clara estrategia de intoxicación, se ha convertido al final en un apoyo mayoritario a la fusión», apuntó Roca.
Enero de 2011
A partir de ahora, tras la aprobación del proceso de fusión por la asamblea, Caixa Rural de Balears tiene que ultimar antes del 31 de diciembre de 2011 dicho proceso por cuestiones técnicas y fiscales.
Parellada señala que el objetivo de aquí a final de año, «es atender todos los trámites administrativos pendientes, como es informar a la Agencia Tributaria, a la Dirección General del Tesoro, a la ComisiónNacional de la Competencia, entre otros organismos, con el fin de tener ultimado la escritura de fusión el 31 de diciembre, para así operar a partir del 1 de enero de 2011 como Cajamar-Caixa Rural y proceder al cambio de imagen y rotulación. A mediados de febrero está previsto todo el proceso de emigración informática de Caixa Rural a Cajamar».
La asamblea, prevista para las 18.30 horas en el Teatre Escènic de Campos, dió comienzo a las 20.15 horas, ya que hubo que registrar oficialmente a todos los socios en la entrada del local, y finalizó pasadas las 22.00 horas.
Tanto Roca como Parellada dieron a conocer a los asistentes la dimensión del proceso de fusión, las causas y el porqué se ha elegido a Cajamar. Antes de iniciarse al proceso de votación, los representantes del Grupo Caja Rural, entre ellos su secretario general, Raúl Lorenzo, y el portavoz del grupo, José Antonio Pérez, intentaron anular dicho proceso con argumentaciones estaturarias y lograr que la votación era secreta. El presidente de Caixa Rural, Gabriel Roca, desestimó todas sus peticiones.
Aprobada la fusión con Cajamar, Caixa Rural de Balears mejora su posición en el mercado, consolida la política de diversificación de su actividad, aumenta la dimensión de la red comercial, refuerza las estructuras de gestión y aprovecha las economías de escala al tratarse de dos cajas rurales plenamente complementarias, según explicó Parellada, que será el director General de Cataluña y Balears de Cajamar-Caixa Rural.