Imagen del Think City, un coche eléctrico que ya se puede comprar en Palma.

0

La imagen de la reina Sofía la semana pasada conduciendo un coche eléctrico por Palma ha hecho más por la promoción de esta industria 'en pañales' que cualquier ayuda del Gobierno y de las Comunidades autónomas y ha puesto sobre la mesa la importancia que va adquirir en un futuro este tipo de vehículos para la conducción diaria. «Ha sido la mejor campaña publicitaria que han hecho en los últimos años. Desde que los medios publicaron la foto de la Reina conduciendo ese Peugeot eléctrico, mucha gente entra en la tienda preguntando si tenemos el coche de la Reina», aseguran desde el sector. En Mallorca, por el momento, solo dos empresas, Basebatecno y Ciclos Guzmán, ofrecen la posibilidad de adquirir coches, motos y vehículos comerciales eléctricos.

Futuro

Aparte del prototipo de Peugeot traído desde Japón y que conduce la Reina, en Mallorca circulan otros tres coches eléctricos, dos pertenecientes a empresas privadas y uno adquirido por un particular.

«Es el modelo Think City, un 2 2 plazas, con cierre centralizado, elevalunas eléctrico, doble airbag, carga para diez horas y que se puede cargar en cualquier enchufe. Alcanza los 120 km/h y tiene una autonomía de 203 kilómetros», señala Luis Ramos, responsable del área comercial de Basebatecno. «Es como un coche más y cuesta 34.000 euros ya matriculado, no es un producto barato pero hay que pensar lo que uno se puede ahorrar de cara al futuro», dice Ramos.

Por su parte, Eduardo Guzmán, uno de los responsable de Ciclos Guzmán, señala que ha sido un «espaldarazo» pero hay mucho camino por recorrer. «Es una industria en ciernes que trabaja paso a paso. Todas las marcas están detrás de la fabricación de este tipo de coches pero nadie lo saca a la venta porque es un producto muy caro y hay que abrir la mente de los compradores, pero lo que está claro es que el futuro de la conducción va a pasar por los automóviles eléctricos», recalca Guzmán.

A pesar de que la visión de los coches eléctricos todavía es extraña en Mallorca, la de las motos y bicicletas eléctricas no lo es tanto porque ya circulan casi 20 motos en la Isla. Por un lado, Basebatecno ha vendido ya más de diez motos Vectrix, que en volumen y aceleración se asemeja a una moto de 125cc; mientras que Ciclos Guzmán ha vendido ya siete motos de la clase Bereco y que cuestan unos 5.000 euros. Por otro lado, las bicicletas eléctricas son «una más» por las calles. El problemas, aseguran estas dos empresas especializadas, es que «se venden en muchos centros comerciales importadas de China y su calidad es muy inferior y se estropean rápidamente».