El concejal de Funció Pública y Movilitat, José Hila, y la directora general de Movilitat, María Luisa Gracia. | Joan Torres

14

El carril bici de Avenidas tiene una media de 996 desplazamientos diarios en bicicleta, según el conteo realizado por el Ayuntamiento de Palma que indica que la hora punta de utilización se sitúa entre las 17 y las 18.00 horas con un promedio de un centenar de usuarios.

Los datos han sido dados a conocer hoy en una rueda de prensa por el concejal de Funció Pública y Movilitat, José Hila, quien ha subrayado «la tendencia creciente que presenta el uso de la bicicleta como medio de transporte» en la ciudad, con una media de 459 usuarios en febrero, en mayo de 395 y que en junio alcanzó los 996.

El cálculo lo han realizado técnicos municipales a través del sistema de cámaras de control del tráfico, durante tres días de febrero y otros tres de mayo y de junio, entre las 7 y las 22.00 horas, en el cruce ubicado en la Avenida Alexandre Rosselló y la calle Enric Alzamora.

El número de desplazamientos es constante a lo largo del día, con repuntes a primera hora, a mediodía y a media tarde, y permite concluir que en un mes «alrededor de 30.000 bicicletas» utilizan la vía, según Hila, que ha destacado que «es un número bastante importante para el tiempo que lleva el carril en funcionamiento», desde el 22 de septiembre de 2009.

Tráfico

En opinión de Hila, el tráfico de Avenidas funciona «tan bien o tan mal como antes del carril bici» y el impacto en la movilidad con coche particular no se aprecia todavía. El objetivo es que entre el 3 y el 4% de los desplazamientos en Palma sean en bicicleta, pero «eso tiene que llegar», ha admitido.

Hila ha señalado que «con pequeños porcentajes» de población que se desplacen en bicicleta, autobús o metro se logrará que la circulación sea más fluida.

En cuanto a los accidentes, Hila ha señalado que por el momento «no tienen una significación importante» y la Policía Local ni siquiera los contabiliza de forma específica.

«Las cifras nos dicen que el uso de la bicicleta progresa adecuadamente en la ciudad de Palma», ha manifestado Hila, que ha augurado que los datos se incrementarán notablemente cuando arranque el servicio de bicicleta pública, que en otras ciudades ha cuadruplicado el uso de este medio de transporte.

El concejal ha recordado que la creación de dicho servicio, con cargo al Fondo Estatal de Inversión (Feilo), permitirá a los usuarios de la tarjeta ciudadana recoger una bicicleta en alguna estación, utilizarla y devolverla en otro lugar de la ciudad, pagando por el tiempo de uso.

Estará en marcha antes de que finalice este año y, en opinión de Hila, dará «mucha versatilidad y muchas opciones a la bicicleta» por resultar cómodo y fácil para el ciudadano.

Acerca de la posibilidad de crear más aparcamientos para bicicletas, Hila ha asegurado que el Ayuntamiento trabaja en la opción de habilitarlos en los cinco que gestiona la Sociedad Municipal de Aparcamientos de Palma (SMAP).

Hila ha insistido en que el uso de este transporte aún es incipiente en Palma y ha señalado que el Ayuntamiento irá respondiendo a las nuevas necesidades que se vayan creando a medida que el uso se extienda. Hasta ahora se ha mejorado la señalización, se han colocado semáforos de bicicletas, límites de velocidad y pasos para bicicletas junto a los pasos de cebra.

El Ayuntamiento prepara el borrador de una ordenanza específica sobre la bicicleta, con cuestiones como facilitar un sistema de identificación de estos vehículos (con número de serie o matrícula), que tramitará el Consell Social de la Ciudad para fomentar la participación.

La directora general de Movilitat, María Luisa Gracia, ha señalado que, a pesar del recorte presupuestario, el consistorio mantiene el compromiso de intentar que Palma llegue a tener 50 kilómetros de carril bici. Ha detallado que a los 42 kilómetros actuales se sumarán los de la calle Arxiduc y el Parc de Sa Riera que se construirán con cargo al Feilo, y los de la Fachada Marítima.