Los tres ex altos cargos del Govern de Jaume Matas, Jorge Sainz de Baranda, Joan Pol y Jaume Vidal imputados en la 'operación Bomsai' involucraron al ex conseller de Economia i Hisenda Lluís Ramis d'Ayreflor en sus respectivas declaraciones realizadas ayer ante la juez, tras finalizar el plazo máximo de 72 horas de detención. Sainz de Baranda y Pol eludirán la prisión si avalan 50.000 y 30.000 euros, respectivamente. También, la juez les ha retirado el pasaporte y deberán presentarse de forma regular en el juzgado, medidas cautelares solicitadas, asimismo, para Vidal.

Sainz de Baranda y Vidal están imputados por los delitos de prevaricación y malversación, y Pol por prevaricación y cohecho.

Contratación

El ex director general de Emergencias Joan Pol explicó que fue Ramis d'Ayreflor quien defendió la legalidad de contratar a la empresa Atlas Capital Close Brother y pagarle casi un millón de euros por la realización de los pliegos del concurso de adjudicación y financiación de las obras públicas de CAIB Patrimoni.

Según la Fiscalía Anticorrupción, ese elevado desembolso de dinero público fue absolutamente innecesario y escondería el pago de comisiones en la construcción de las sedes del Parque de Bomberos y de la Conselleria de Sanitat.

Noticias relacionadas

Este diario quiso conocer la opinión de Ramis d'Ayreflor sobre el alcance de la declaración de Vidal, pero el ex conseller rehusó realizar comentarios.

Joan Pol, defendido por el abogado Gaspar Oliver, negó haber recibido una comisión de 140.000 euros de la constructora Iturri por las obras del Parque de Bomberos, aunquen sí admitió que recibió ese dinero por otra obra. Iturri no se presentó al concurso, pero fue contratada más tarde por la UTE que construyó el nuevo recinto de los bomberos.

Asimismo, admitió ser socio del constructor Llabrés Feliu en una sociedad ya disuelta, y aseguró que había devuelto el dinero que le había facilitado ese empresario, también imputado en la causa. Negó, asimismo, haber facilitado los pliegos de los contratos a empresas antes de que se convocaran los concursos.

Vidal, asistido por el abogado Eduardo Valdivia, declaró que fue Ramis de Ayreflor el que ordenó transferir casi un millón de euros a la sociedad Atlas Capital Close Brother.
Dijo que la fórmula elegida para contratar a Atlas Capital fue el de negociado sin publicidad, y que él se había limitado a seguir las instrucciones que recibía de sus superiores.

Jorge Sainz de Baranda fue el tercero de los detenidos en comparecer ante la juez, y también se desmarcó de los hechos investigados. Según fuentes próximas a la causa, el ex director de Tributos también habría apuntado a Ramis d'Ayreflor en la adjudicación a la empresa Atlas Capital, ya que, como indició Joan Pol, fue el ex conseller el que justificó en las distintas reuniones mantenidas en CAIB Patrimoni, la conveniencia de encargar a esa sociedad la redacción de los pertinentes pliegos de las bases del concurso para construir las obras investigadas, si bien el acuerdo se alcanzó por consenso.