El barco llega a la Isla en su singladura inaugural. | P. Pellicer

3

Con apenas una semana de navegación, el mega crucero italiano MSC Magnifica brindó ayer su primera escala en Palma en viaje inaugural.
El nuevo coloso de los mares entró en servicio el pasado día 6 tras una gran ceremonia de bautizo en Hamburgo a cargo de la actriz Sofía Loren.
Entre las novedades que aporta a sus pasajeros, destaca un centro de masajes orientales, las primeras mesas de billar libres de oscilaciones y un solario con magrodome o techo de cristal retráctil adecuado para los cruceros de invierno. Todo a bordo rezuma diseño de vanguardia y tecnología, sin olvidar la oferta gastronómica, que incluye hasta cinco restaurantes especializados. Un cibercafé y un teatro con capacidad para 1.200 espectadores son algunas de sus instalaciones más espectaculares, junto a la macro discoteca.
Todo a bordo está pensado para el relax y la diversión de los 2.500 pasajeros que puede albergar, muchos de los cuales se pueden alojar en suites con veranda privada. Su primera visita fue celebrada por el presidente de la Autoritat Portuària, Francesc Triay, con la entrega de la tradicional metopa al capitán del buque, Giuliano Bossi , en presencia del agente consignatario de Transcoma, Enrique Oliver, y la consellera de Turisme del Consell, Isabel Maria Oliver.
MSC prevé realizar hasta setenta escalas este año en Palma con 200.000 pasajeros europeos y norteamericanos, mayoritariamente.