Horrach, ayer durante la entrevista concedida a este periódico. | M. À. Cañellas

3

El presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Antoni Horrach, fue el encargado de pronunciar el discurso en nombre de los galardonados con el Premio Ramon Llull. Para Horrach este reconocimiento es muy importante, ya que considera que la imagen de los hoteleros ha estado demonizada.

-Su discurso con motivo del día institucional de Balears ha sido muy comentado
-Siento que alguien se pueda quedar con una opinión del sector algo cruda, porque hemos demostrado a través del Plan Renove el protagonismo de las empresas hoteleras y turísticas de Balears. Hay que reinvertir o reinventar nuestra planta hotelera; vamos a ser los primeros en subirnos al barco de la recuperación.

-En su discurso dijo que Balears no es un país turístico, sino un país que vive del turismo, ¿cuál es la diferencia?
-La segunda es mucho más real. Nos guste o no vivimos del turismo y hoy aún más. El sector primario representa cada día menos en el PIB y el peso de la construcción cada vez es inferior; el sector servicios cada día representa más en nuestra economía.

-También hizo referencia a la mala imagen de los hoteleros.
-Hemos sido un sector demonizado; una caricatura en la que hemos participado nosotros mismos. Es una autocrítica, porque buena parte de la caricatura nos la hemos creado abusando muchas veces de los medios de comunicación para hacer ver el peso que tenemos en nuestra economía. Yo he intentado asumir menos personalismos y más trabajo.

-¿Cree que el Premio Ramon Llull les permitirá empezará a cambiar esa imagen del sector?
-Me gustaría mucho, porque hemos sido muy buenos vendiendo camas, pero muy malos vendiéndonos a nosotros mismos. Necesitamos ser reconocidos de forma más justa.
-El momento político en el que lo han recibido, ¿le deja un sabor agridulce?
-Igual tiene más valor que en momentos de tanta dificultad el Govern nos quiera premiar por hacer un trabajo. Hemos conseguido muchas cosas porque por parte del Ejecutivo ha habido predisposición y por la nuestra, talante.

-¿Se deben convocar elecciones anticipadas?
-No soy más que un ciudadano y respetaré lo que se decida desde el Parlament y lo que la clase política entienda como mejor.

-Ha anunciado que no se presentará a la reelección.
-Uno tiene que saber cumplir los compromisos, el mío es de tres años. Hago el trabajo de presidente desinteresadamente y perdiendo horas de dedicación a mi propia empresa; es justo dejar a los demás que puedan hacer lo mismo. Además, no siempre se valora el trabajo; mi cargo genera muchas envidias.

-¿La temporada turística de 2010 tiene mejores perspectivas que la de 2009?
-Sí, a partir de este mes de marzo se está revitalizando el mercado alemán, sobre todo para la temporada de verano, y se aprecia una recuperación en el mercado español.