0

Sa Nostra Caixa de Balears obtuvo el año pasado un beneficio consolidado después de impuestos de 22,4 millones de euros, lo que supuso un decrecimiento del 67 por ciento respecto al año anterior, como consecuencia de la recesión económica y del crecimiento de las provisiones de riesgo, según informó ayer la caja de ahorros.
El presidente de la entidad, Fernando Alzamora, indicó que la caja ha decidido aumentar un 231 por ciento las dotaciones, en 185 millones de euros, para combatir el crecimiento de la morosidad, que al cierre del año se situó en el 4,3 por ciento. Alzamora, quien precisó que la cobertura del crédito moroso se sitúa en el 53 por ciento, remarcó que este crecimiento de las dotaciones se ha hecho «a costa» de los beneficios de la caja.
La entidad informó al mismo tiempo que su volumen total de activos superó los 14.114 millones de euros y que su índice de solvencia asciende al 10,89 por ciento.
Créditos y recursos
Sa Nostra indica que la sociedad matriz incrementó los recursos administrados un 11,2 por ciento en 2009, alcanzando los 12.613 millones de euros.
La entidad informa al mismo tiempo que la inversión crediticia alcanzó un volumen de 10.096 millones de euros, de los que 1.707 millones han correspondido a nueva financiación y han beneficiado a 26.459 clientes.