6

Bajo el lema «Sí a más empleo, no al retraso de la edad de jubilación a los 67 años», CCOO y UGT han convocado en Palma una manifestación el día 26 de febrero a las 19.00 horas que transcurrirá desde la plaza de España hasta el paseo del Borne.

Los dos principales sindicatos de las islas se suman así a las convocatorias de movilizaciones anunciadas el pasado viernes por los máximos responsables de las dos confederaciones para rechazar el retraso de la jubilación, ya que, según argumentan en un comunicado, «no es una medida que necesite el sistema».

Las manifestaciones contra la reforma del sistema de pensiones serán el día 23 en Madrid, Barcelona y Valencia, y entre el 22 de febrero y el 6 de marzo se producirán más de 100 movilizaciones en todas las capitales para pedir al Gobierno que retire su propuesta de aumentar la edad de jubilación.

«El sistema debe ser lo suficiente flexible para que permita retrasar la edad de jubilación, pero ahora no es un buen momento, dado que más de cuatro millones de personas quieren trabajar y la mayoría son jóvenes que buscan su primer empleo», argumentan los sindicatos de las islas para respaldar la protesta.

De esta manera, apelan al «sentido común» del Gobierno para dar marcha atrás a esta propuesta.

Las dos entidades han decidido también poner en marcha una campaña de información conjunta sobre el plan de austeridad del Ejecutivo y las medidas de diálogo social a tres bandas, sobre el acuerdo en relación a los convenios colectivos y sobre las propuestas del sistema público de pensiones -especialmente con respecto al aumento de la jubilación-.

El objetivo, indica el comunicado, es hacer llegar al Gobierno que el tema de las pensiones es «lo suficiente sensible». Así, los sindicatos creen que «el clamor de la calle debe ser masivo», ya que las manifestaciones ayudarán a que la propuesta del retraso de la edad de jubilación no llegue al Parlamento.

«La Seguridad Social es el eje vertebrador de la solidaridad, y por esto las manifestaciones deben ser numerosos y muy visibles», apuntan UGT y CCOO.

Recuerdan además que España es el segundo país de Europa con la edad más alta de jubilación y que la media de retiro real ha pasado en cinco años de los 62 años y medio a los 63 años y medio gracias al sistema de la jubilación flexible.

Los sindicatos añaden que no creen incompatible convocar manifestaciones mientras se llega a acuerdos con la patronal sobre los aspectos de la negociación colectiva.