0

La feria internacional Expolangues, dedicada al aprendizaje y difusión de idiomas, se inauguró ayer en París con la cultura catalana como invitada de honor. Un gran estand situado en el centro del recinto exhibirá hasta el sábado la singularidad del catalán con el lema de «La lengua de 10 millones de europeos y la 12 más hablada de la Unión Europea». La programación del salón incluye una larga lista de actividades protagonizadas por nombres catalanes y de Balears.

«El futuro del catalán requiere indiscutiblemente el reconocimiento internacional de nuestra lengua», explicó Albert Moragues, conseller de Presidència del Govern, acompañado del ministro francés de Cultura y Comunicación, Frédéric Mitterrand; el vicepresidente catalán, Josep-Lluís Carod-Rovira; el jefe de gobierno de Andorra, Jaume Bartomeu; y Fany Tur y Josep Bargalló, directores del Institut Ramon Llull, entidad que organiza por octava vez la presencia de la cultura catalana en Expolangues. Moragues destacó que «la población censada de Balears es de un millón de habitantes, de los que más 200.000 son inmigrantes no catalanoparlantes», y aseguró que «para integrar a la población recién llegada, la lengua se convierte en un elemento determinante». Carod-Rovira comentó que «nunca el catalán había estado tan presente en las ferias internacionales pero, en cambio, aún no tiene el reconocimiento que se merece». El vicepresidente apuntó que «en Francia existe un doble discurso porque es el país donde más se enseña catalán, más que en las universidades españolas, pero hace falta que esté orgulloso».