0

La Conselleria d´Agricultura destinará este año 80 millones de euros a inversiones correspondientes a las líneas de fomento de infraestructuras de regadío y a la modernización de explotaciones agrarias y valor añadido, según informó ayer la consellera Mercè Amer al término de la reunión del Consell Agrari.

En concreto, la consellera estimó que las ayudas al regadío supondrán una inversión de unos 40 millones, mientras que las ayudas a la modernización y valor añadido alcanzarán los 30 millones de euros. En todos los casos el Govern cofinancia las inversiones con los titulares de las explotaciones agrarias.

Por otra parte, la consellera informó que su departamento pagó durante 2009 un total de 62,4 millones al sector en materia de ayudas, frente a los 60 millones de euros del año anterior.

Asimismo, Amer informó de la evolución de tres de las líneas más importantes del Programa de Desarrollo Rural 2007-2013, concretamente las de Incorporación de Jóvenes Agricultores, Modernización de Explotaciones y Valor Añadido. Dijo que en sólo dos convocatorias (3 en el caso de la ayuda a jóvenes) se han ejecutado buena parte de la ayuda de todo el periodo. En el caso de Jóvenes Agricultores se han invertido 4,3 millones en tres convocatorias (un 40 por ciento de todo el periodo), en la de Modernización, 14,4 millones en dos convocatorias (62 por ciento del periodo), y Valor Añadido, 8,7 millones en dos convocatorias (48 por cien).

Además, el Consell Agrari aprobó un primer documento sobre el futuro Contrato Agrario Territorial de Balears (CAT), que suscribirán administración y los payeses. El CAT reconoce los servicios ambientales y sociales que hacen los payeses con su gestión de las explotaciones, los valorará y pagará por estas externalidades positivas.