La crisis económica duplicó el cierre de comercios en Mallorca el año pasado

| Mallorca |

Valorar:

La recesión económica duplicó el año pasado el cierre de negocios comerciales en Mallorca en relación a la rotación habitual del sector, hasta alcanzar una cifra de entre 1.800 a 2.000 establecimientos no activos, según estiman la Associació del Petit i Mijà Comerç de Mallorca, Pimeco, y la Federación de Empresarios de Comercio de Balears, Afedeco.
El presidente de la patronal, Bernat Coll, recordó que anualmente se produce una rotación de un millar de comercios en la Isla, establecimientos que son traspasados y reabiertos en pocos meses bajo otra fórmula de negocio. Coll indicó que este año sólo el 50 por ciento de esos 2.000 establecimiento han reabierto sus puertas mientras que el resto permanecen cerrados a la espera de un traspaso o alquiler del local.


Costes

La patronal del pequeño y mediano comercio de Mallorca indica que la crisis económica y la contracción del consumo han afectado de forma general a todos los subsectores comerciales de la Isla, tanto en Palma como en la Part Forana de Mallorca, y señaló que los empresarios «han hecho todo lo que han podido» para evitar el cese de actividad.
El presidente de la patronal indicó en este sentido que las políticas de contención de costes aplicada por los empresarios del sector «no han sido suficientes» en muchos casos», medidas como menores compras de género, reducciones de personal, solicitud de hipotecas sobre los locales o, incluso, peticiones de préstamos personales. «Hay casos de empresarios que se han quedado sin nada y que, como autónomos, no tienen derecho a paro», afirmó el presidente de la patronal.
En relación a las perspectivas para el presente ejercicio, Bernat Coll afirmó que la patronal no espera que se produzcan caídas de facturación tan pronunciadas como en los nueve primeros meses de 2009, que cifró en una horquilla de entre el 12 y el 13 por ciento respecto al ejercicio precedente. Por el contrario, Coll consideró que 2010 comenzará con reducciones de actividad similares a las del último trimestre del año pasado, del orden de entre el 8 y el 9 por ciento.
El presidente de la Federación de Empresarios de Balears,Afedeco, Bartolomé Servera, indicó por su parte que su patronal no dispone de datos concretos acerca del cierre de empresas, si bien dio por buena la estimación de Pimeco. En cualquier caso, Servera afirmó que la situación «es muy preocupante», especialmente en el 'eixample' de Palma y en algunos municipios de la Part Forana de Mallorca.
Servera afirmó que el cierre de negocios está generando un problema «de «degradación urbana», ya que consideró que muchos de los locales cerrados no volverán a albergar algún negocio viable. «Se está produciendo un problema físico con estos locales porque, después de varios intentos fallidos de abrir diferentes negocios, están siendo tapiados y quedan fuera del mercado; basta darse una vuelta por las calles de detrás de la plaza de Pere Garau o en diferentes pueblos de Mallorca», afirmó Servera.
El presidente de Afedeco coincidió con su homónimo de Pimeco en su análisis de la coyuntura del sector, con caídas de ventas y políticas de contención de gastos generalizadas, una situación que calificó de «extremadamente preocupante» para el pequeño y mediano comercio de Balears.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.