La lluvia provocó un accidente múltiple en la calle Aragó en la que una ambulancia se vio implicada. | A. Sepúlveda

0

El temporal de lluvia que azotó la Isla durante todo el día de ayer provocó numerosas colisiones y atascos.
El siniestro más importante se registró sobre las 14 horas en la calle Joan Miró, a la altura del número 229, en Palma, donde un motorista sufrió una caída casual y tuvo que ser trasladado hasta el hospital de Son Dureta. El varón sufrió un traumatismo craneoencefálico y su pronostico es reservado.

Durante la mañana de ayer, en el Passeig Marítim, un vehículo de alta gama, por causas que se desconocen, pero que están siendo investigadas, se salió de la vía y arremetió contra la mediana de separación. El coche quedó inmovilizado y fue necesaria una grúa para retirarlo.

Uno de los accidentes múltiples se produjo en el complejo semafórico de la calle Aragón de Palma, junto al puente des Rafal. Una ambulancia del 061 colisionó contra un Opel Corsa frontalmente, sin heridos, pero provocó que otros vehículos que les precedían también sufriesen varias colisiones. El siniestro ocasionó importantes retenciones de tráfico.

Por otra parte, en Establiments, un árbol de grandes dimensiones, cayó sobre un camino y fue necesaria la presencia de los equipos de emergencia para retirarlo.

La lluvia provocó grandes retenciones de tráfico, especialmente en les Avingudes, General Riera y la vía de cintura, a pesar de contar con un gran despliegue policial en las citadas zonas.