0

Los objetos de decoración del siglo XIX y los artículos de arte modernos y contemporáneos han sido las estrellas de la XIV edición de AnticArt, salón de antigüedades y obras de arte, que ayer cerró sus puertas tras nueve días de exposición al público.

Más de mil piezas antiguas y unas 10.000 visitas son los resultados de una edición que los expositores califican de «satisfactoria».
El mobiliario en general, la cerámica, la porcelana y el vidrio, junto a detalles como bastones, palos de golf o libros han sido otros de los artículos más solicitados de la feria.

Hay que destacar que el arte moderno y contemporáneo «han sido muy apreciados» por los visitantes, por lo que destaca la venta de una obra litográfica de Miquel Barceló y Picasso, una pintura de Mompó, obras de Coll Bardolet, Joan Vich, Tapies, Gil, Casademont o Vives Llul.

La feria ha contado, además, con novedades como colecciones particulares de gramófonos y el espacio Alternativa Decor, zona ideada con la colaboración de la Escola Superior de Diseny de les Illes Balears.

R.D.