La demora media para las consultas externas de los hospitales es de 29,9 días

Baja la tasa de gripe, que se sitúa en 193,6 ciudadanos por cada cien mil habitantes de las Islas

|

Valorar:

La demora media para ser atendido en las consultas externas especializadas de los hospitales del IB-Salut disminuyó en 20 días con respecto a 2003, y se situó en 29,9 días en diciembre de 2004, frente a los 49,8 por ciento del mismo mes de 2003.

Así lo confirmó ayer la consellera de Salut i Consum, Aina Castillo, en la presentación de los datos de listas de espera de consultas externas especializadas en los hospitales.

Castillo, quien explicó los datos junto a Sergio Bertrán, director gerente del IB-Salut y Luis Alegre, director asistencial del Servei Balear de Salut, manifestó que «en diciembre de 2004 no había ningún paciente esperando una intervención quirúrgica por un plazo superior a seis meses» y que han bajado en un 6,6 por ciento con respecto a diciembre de 2003, concretando que «en enero se ha producido algún retraso en intervenciones quirúrgicas a causa de la gripe».

Se ha producido un decrecimiento del 33 por ciento de los pacientes pendientes de consultas, ya que se ha pasado de 40.657 en diciembre de 2003 a 27.232 en el mismo mes de 2004.

Por hospitales Son Llàtzer y Manacor son los que han conseguido una mayor disminución en las listas de espera, un 56,3 por ciento y un 50,4 por ciento respectivamente. En el hospital de Can Misses de Eivissa también ha disminuido en un 16 por ciento el número de pacientes que esperaban ser atendidos por un especialista.

Por contra Son Dureta ha visto aumentado en un 11,5 por ciento el número de pacientes en espera de consulta; al igual que el hospital Verge del Toro de Menorca, con un aumento del 6,9 por ciento. A nivel de Balears, la lista de espera de consultas decrece en un 33 por ciento.

A fecha de 31 de diciembre de 2004 el hospital de Son Dureta tenía una lista de espera en consultas externas especializadas de 9.625 pacientes; Son Llàtzer de 6.452 pacientes; Manacor de 5.761; Can Misses de 2.311 y Verge del Toro de 3.083 pacientes.

Por otra parte, tal y como explicó Sergio Bertrán, la demora media por centro es de 22,9 días en el hospital Son Dureta; 35,3 días en Son Llàtzer; 48,8 días en Manacor; 23 días en Can Misses y 34,8 en Verge del Toro.

Alegre puntualizó que la rebaja media de la espera se ha conseguido con las derivaciones de los hospitales de la red pública a otros centros concertados -Cruz Roja, Hospital General, Sant Joan de Déu, El Carme-, lo que ha supuesto la creación de un hospital virtual que recibe a los pacientes y los atiende consultas externas, procesos quirúrgicos y pruebas diagnósticas.

Por otra parte la consellera reconoció que, en enero de 2005, se han tenido que suspender un total de 22 intervenciones quirúrgicas en Son Dureta, un 2 por ciento del total de operaciones programadas, a causa de la gripe.

De todas formas los datos de la gripe comienzan a ser positivos ya que ha comenzado a disminuir la tasa por habitantes, pasando de afectar a 210 ciudadanos de cada cien mil habitantes de las Islas a afectar a 193,6 por cada cien mil habitantes. Ayer se tuvieron que derivar cuatro intervenciones quirúrgicas de Son Dureta a la Clínica Palmaplanas y la ocupación media de los hospitales del IB-Salut fue del 96 por ciento.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.