Un otoño en blanco y negro

La moda trae lo radical: del negro total al blanco absoluto, de lo urbano a lo rústico

|

Valorar:
Nunca vista

Si éste fue el verano del blanco, el otoño se avecina negro como la noche. Eso es al menos lo que proponen los creadores de tendencias para la próxima temporada, que también optan por el blanco invernal. Mientras las pasarelas nos presentan lo que llevaremos el próximo verano, la calle empieza a vislumbrar el estilo de ahora mismo: el otoño.

Icono de la globalidad, el vaquero sigue triunfando como en la temporada pasada, aunque ahora viene en ceñidos pantalones, según las ideas de Jean Paul Gaultier, Stella McCartney, Versus o Balenciaga, y se llevan con tacones de vértigo, con altas botas por encima o combinados con cazadoras de piel de inconfundible aire de aviador, como propone Alexander McQueen. El tacón de aguja triunfa, muy a pesar de muchas mujeres, que deberán adaptarse a la tortura con tal de estar «in». Así lo quieren Gucci, Prada y Chanel, que apuestan por el cocodrilo.

¡Ah!, el bolso mini se acabó. Vuelve el megabolso, aunque las «baguettes» logran sobrevivir. El complemento se hace hippy o étnico, como se llama ahora. No en vano algunos diseñadores huyen del estilo urbanita que suele apoderarse siempre de la moda otoñal "por aquello de la vuelta al trabajo y a la ciudad tras un verano que nos permite un estilo mucho más informal" y optan por aires barrocos, como el neohippy o rústico, con alusiones a todo lo zíngaro y hecho a mano, y el victoriano, con el corsé como prenda estrella.

Ya sabemos que nadie puede escapar de la moda, porque queramos o no acaba colándose en nuestros armarios, pero los artistas de la aguja quieren que cada mujer encuentre su sitio y se sienta cómoda. Por eso nos presentan estilos definidos y diversos que pueden adaptarse casi a cada mujer. Eso sí, este año con el negro como común denominador.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.