El Consell invertirá 1.800 millones en la reforma de ocho carreteras de la Isla

La obra más importante es la ampliación de la carretera de Sineu, que tiene el objetivo de facilitar el acceso a Palma desde los pueblos del Pla

Valorar:
TOMEU GARCIES
El Consell Insular invertirá más de 1.800 millones este año en ocho importantes reformas de carreteras de Mallorca. La mejora más ambiciosa y costosa corresponde a la ampliación de la carretera de Sineu, en el tramo comprendido entre Santa Eugènia y Palma. Realinear el trazado y ensanchar la calzada en los 18 kilómetros de tiene el tramo supondrá más de 1.100 millones de pesetas. El Consell pretende que la carretera de Sineu se convierta en una vía de uso alternativo para acceder a Palma desde los pueblos del Pla, eliminando así parte del volumen de tránsito que absorben la carretera de Manacor y la autopista de Inca.

La segunda gran actuación será la mejora de la carretera entre Porreres y Vilafranca, donde ya se está ejecutando una primera fase de 200 millones. El conseller d'Obres Públiques, Antoni Pascual, destacó que la segunda etapa ya enlazará con la nueva vía de circunvalación de Vilafranca y significará poder disponer de un acceso mucho más seguro hacia el hospital de Manacor. La vía que une Portocristo y Son Servera también será ampliada hasta el desvío hacia S'Illot. Además, se ha previsto un carril para bicicletas que conectará después con el que ayuntamiento quiere hacer llegar después hasta Cala Morlanda.

La carretera que conecta Calvià con Palmanova y la autopista también será objeto de algunas mejoras consistentes en la supresión de algunas vueltas del trazado y el asfaltado del tramo. La única obra de nueva construcción que se ejecutará por ahora es la nueva vía de ronda del núcleo urbano de Costitx, que permitirá eliminar el tránsito que atraviesa el pueblo entre Sencelles y la carretera de Sineu.

La carretera entre Andratx y s'Arracó será mejorada sobre todo a la salida del primer núcleo y se prevé construir un nuevo puente más amplio y funcional. Mucho menos costoso será mejorar un tramo de la vía que conecta Artà con Ses Coves en dirección a Canyamel, donde se ampliará un tramo muy estrecho y se resolverá la entrada haciéndola más segura. El proyecto más modesto se ejecutará en Biniamar, donde se mejorará la carretera que atraviesa el pueblo. Todas las obras se adjudicarán este año y deberán estar listas a finales de 2002.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.