Antich desoye a Munar y aprueba otra moratoria contra el criterio de UM

La norma afecta al suelo rústico y fija cupos de crecimiento en los municipios, que en el caso de Mallorca se aplicarán cuando el Consell levante su moratoria

| |

Valorar:

El Consell de Govern aprobó ayer una moratoria que completa la aprobada hace poco más de una semana por el Consell de Mallorca ya que entra directamente a regular el suelo rústico, en contra de los criterios defendidos por UM, que no quería más moratorias. La aprobación ayer de la moratoria, que ya fue anunciada el pasado 26 de julio por Ultima Hora , obliga a los ayuntamientos de la Isla a dar un número de licencias para viviendas en suelo rústico similar al que hayan dado en los seis primeros meses del año.

En el caso de Mallorca, por ejemplo, durante estos seis primeros meses del año, el departamento de Urbanisme del Consell ha concedido un total de 243 autorizaciones. Por lo tanto, entre julio y diciembre, sólo se podrán dar otras 243 autorizaciones. Por lo que respecta a 2002, año que también estará en vigor la moratoria, el número de autorizaciones será también de 486, es decir, la misma cantidad que este año. En la práctica, la medida supone una congelación de los niveles más bajos de concesión de autorizaciones. A principios de julio este periódico ya anunció también que el Govern tenía lista una moratoria anterior a la del Consell de Mallorca.

Sin embargo, la propuesta afecta también al crecimiento urbanístico en suelo urbano. De hecho, lo que el Govern hace con la moratoria es adelantar a este mismo año la vigencia de los cupos de licencias urbanísticas que marcan las Directrices de Ordenación del Territorio. De esta forma, a lo largo de 2001, los ayuntamientos sólo podrán conceder un número de licencias que no supere el 3 por ciento de la capacidad de población ya construida en cada municipio. Este porcentaje baja al 2 por ciento en 2002 y se estabiliza en el 1 por ciento a partir de 2003. En la práctica, estos cupos de licencias establecen un crecimiento de un máximo de 18.356 viviendas (55.066 plazas) para 2001 en Balears; en 2002 el número máximo de viviendas nuevas en la Comunitat será de 12.237 viviendas (36.710 plazas) y en 2003, las viviendas máximas que podrán construirse serán 6.118 (18.354 plazas).

En el caso de Mallorca, sin embargo, la moratoria aprobada por el Govern no tiene ninguna eficacia por lo que respecta al suelo urbano. De hecho, la norma cautelar aprobada la semana pasada por el Consell de Mallorca es mucho más estricta al menos en los que respecta a las viviendas plurifamiliares, ya que quedan congeladas en su totalidad hasta la aprobación del Plan Territorial Insular o, como máximo, durante dos años. En el caso de Mallorca, esta moratoria sólo tendrá eficacia a partir del año 2003, fecha en que el Govern autorizará un máximo de 4.606 viviendas en todos los municipios de la Isla (13.818 plazas).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.