Estados Unidos considera que Dugina estaba conduciendo el coche de su padre cuando fue asesinada y que era su progenitor el verdadero objetivo de la operación. | Redacción Digital

Su muerte fue utilizada como un elemento central de la propaganda del Kremlin para justificar sus acciones en Ucrania. Al otro lado, Kiev se desmarcó desde el primer momento del asesinato de la hija de Alexander Dugin, líder nacionalista de referencia para algunas esferas rusas. El propio Volodímir Zelenski descartó públicamente que sus militares o sus efectivos de inteligencia hubieran participado en el atentado que acabó con la vida de Daria Dugina en Moscú, el pasado 23 de agosto. Ahora sabemos más detalles de esta historia, detalles con los que la misma da un considerable giro.

La muerte de Daria Dugina habría sido llevada a cabo y autorizada por «elementos en el seno del Gobierno ucraniano». La Inteligencia de Estados Unidos afirma sin embargo que no estuvo al tanto sobre los movimientos que condujeron al asesinato de la periodista y politóloga Daria Dugina. Según ha recogido la CNN, ha matizado que «no está claro» que el presidente Zelenski conociera el plan.

Noticias relacionadas

No obstante, la Inteligencia estadounidense considera que existe la posibilidad de corroborar los hallazgos de las autoridades rusas, que señalan que el atentado con coche bomba fue «planeado». Rusia ha acusado a ciudadanos ucranianos de estar detrás del ataque, algo que ha sido rechazado por Kiev. La parte ucraniana ha insistido en que carecen de información nueva sobre la muerte de Dugina.

Estados Unidos considera que Dugina estaba conduciendo el coche de su padre cuando fue asesinada y que era su progenitor el verdadero objetivo de la operación. Dugin, un ultranacionalista y filósofo ruso, defendía la invasión rusa de Ucrania. Días después del atentado, las autoridades rusas acusaron a una mujer ucraniana de haber detonado de forma remota los explosivos colocados en la parte baja del vehículo, un Toyota Land Cruiser. Posteriormente se habría dirigido a la frontera con Estonia para escapar. Por el momento, los ataques de Ucrania en el interior de Rusia se han limitado en gran medida a ataques contra depósitos de petróleo y bases militares de la zona fronteriza.