Imagen de Alexander Sivtsov este verano en Carelia, al norte de Rusia. | R.D.

3

Alexander Sivtsov es un joven ruso que reside actualmente en San Petersburgo. Su conexión con Mallorca se debe a los dos años que vivió en la Isla, estudió en el colegio Lluís Vives, antes de regresar de nuevo a su país. Este pasado jueves por la mañana se despertó con la noticia de que Rusia había entrado en guerra. Aunque San Petersburgo queda a una distancia prudente del lugar de conflicto, Alexander solía veranear en Crimea, un punto caliente desde 2014. En las últimas horas el joven ha explicado a Última Hora cómo viven los rusos la ofensiva de Putin contra Ucrania.

¿Esperaban los ciudadanos rusos el inicio de un conflicto armado de estas características? Aunque usted vive lejos de las zonas conflictivas, ¿cómo están viviendo el inicio de la guerra?

No lo esperábamos. Por la televisión decían que no habría guerra, que todo estaba bien. «¿Para qué tenemos que hacer eso?», decía Putin hace unos días. Por la mañana me desperté y ya había empezado. Como está bastante lejos estoy tranquilo. Mis amigos y gente de San Petersburgo creemos que el conflicto no llegará hasta aquí. Aún así esperamos sanciones muy duras de otros países. Tenemos claro que nuestras vidas van a ser peor que antes.

En su ciudad ya ha habido manifestaciones contra la guerra.

Sí, este mismo jueves por la tarde hubo una manifestación. Yo estoy seguro que mucha gente no quiere la guerra. Para nosotros los ucranianos son hermanos y amigos. Conocemos a muchos. Yo y mi novia tenemos sangre ucraniana. Es un gran país, siempre iremos juntos. No me gusta nada lo que está pasando…

Entonces, ¿cree que el pueblo ruso es contrario a la ofensiva de Putin sobre Ucrania?

Noticias relacionadas

Casi todas las personas que conozco no están con Putin en este tema. No quieren guerra. Quieren tranquilidad. Les preocupa más todo el tema económico. No nos basta el dinero y en lugares como Siberia, sitios rurales, la población tiene muchos problemas en el día a día. Se centran en conflictos bélicos, en ser más fuertes, mientras los ciudadanos lo pasan mal.

¿Conoce a personas que estén en el lugar del conflicto?

Claro, conozco a muchas personas en Ucrania. En la empresa donde trabajo hay bastante gente allí, tengo amigos y lo están pasando muy mal. El jueves estuve hablando con ellos. Han parado sus trabajos y tienen miedo por lo que va a pasar.

Usted veraneaba en Crimea antes de la crisis de 2014 y la adhesión a Rusia. Hace unos días Putin apoyó a las fuerzas separatistas de dos regiones del este de Ucrania: Donetsk y Luhansk, las cuales reconoció independientes. ¿Qué opina sobre Crimea y la posible adhesión de otras regiones ucranianas a Rusia?

Es verdad que en lugares como Crimea se sienten más rusos. En algunas partes de Ucrania hay un sentimiento ruso muy fuerte, puedo entender que algunas partes quieran formar parte de Rusia.