Boris Johnson paseando con su perro Dilyn en Londres. | HANNAH MCKAY

0

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, supuestamente celebró una fiesta de cumpleaños «sorpresa» durante el primer confinamiento impuesto por la COVID-19 en 2020, la última de una serie de revelaciones sobre presuntas celebraciones en los peores momentos de la pandemia en el país europeo. Según ha publicado ITV News, la esposa de Johnson, Carrie, colaboró para organizar una fiesta de cumpleaños sorpresa para el 'premier' el 19 de junio de 2020, cuando en Reino Unido estaban prohibidas las reuniones sociales en interiores.

El medio ha indicado que al evento, que tuvo lugar en Downing Street después de que el mandatario volviera de una visita oficial a una escuela en Hertfordshire, presuntamente acudieron una treintena de personas. Nueve días antes de la supuesta fiesta, el 10 de junio, Johnson pidió a la ciudadanía «continuar respetando las reglas diseñadas» para mantener a las personas «a salvo». Precisamente este lunes, el exasesor de Johnson Dominic Cummings ha advertido de que se harán públicas más historias sobre el 'premier', acorralado por las críticas por las fiestas en Downing Street, hasta que dimita. Johnson, que se aferra a su cargo por el momento, ya pidió a los parlamentarios y a sus colegas de partido esperar a las conclusiones de la investigación.

La nueva revelación incrementa la presión sobre Johnson, en la cuerda floja desde hace días por otra serie de eventos sociales que se celebraron en Downing Street y otros departamentos del Gobierno durante la pandemia.