Boris Johnson. | ANDY RAIN

0

Reino Unido ha anunciado este jueves que eliminará los siete destinos restantes de su lista roja a partir del 1 de noviembre: Colombia, República Dominicana, Ecuador, Haití, Panamá, Perú y Venezuela.

Los pasajeros que regresen a Inglaterra desde estos destinos ya no tendrán que entrar en la cuarentena del hotel, pero la lista roja y la política de cuarentena en los hoteles siguen vigentes y continuarán actuando como una línea crucial de defensa contra la importación de variantes preocupantes.

El Gobierno británico ha asegurado que revisarán la lista roja cada tres semanas e impondrá restricciones si es necesario para proteger la salud pública.

Los datos de todos los países y territorios se mantendrán bajo revisión, incluyendo la aparición de nuevas variantes, y el país «no dudará en tomar medidas cuando el panorama epidemiológico cambie».

A partir del lunes 1 de noviembre, los viajeros que reúnan los requisitos necesarios y presenten la prueba de vacunación de más de 30 países y territorios, incluidos Argentina, Tanzania y Camboya, también podrán acogerse a las normas de vacunación completa para viajar al Reino Unido. De este modo, el número total de países y territorios cubiertos por la política de vacunación entrante asciende a más de 135.

El secretario de Estado de Transportes, Grant Shapps, ha destacado que «es otro paso en la dirección correcta para los viajes internacionales, con más buenas noticias para los pasajeros, las empresas y el sector de los viajes».

Por su parte, el secretario de Sanidad y Asistencia Social, Sajid Javid, ha señalado que la lista roja y la cuarentena siguen siendo «vitales» para proteger sus fronteras, por lo que ha asegurado que mantendrán un pequeño número de salas de cuarentena en espera y no dudarán en tomar medidas rápidas añadiendo países a la lista roja si el riesgo vuelve a aumenta.

Reino Unido anunció el pasado 15 de octubre que los viajeros totalmente vacunados procedentes de países considerados «seguros» por el país británico podrán realizar una prueba de antígenos en las primeras 48 horas de su llegada a partir del 24 de octubre, en lugar de una prueba PCR.

En concreto, las pruebas de antígenos pueden reservarse a partir del 22 de octubre, por medio de un proveedor privado, mientras que también puede realizarse en centros de pruebas de algunos aeropuertos de Reino Unido.

El Gobierno de Reino Unido ha destacado que este cambio es posible gracias al «éxito» del programa de vacunación tanto en el Reino Unido como en todo el mundo, que «ha protegido a millones de personas y ha reducido los riesgos de la apertura de los viajes internacionales».